Taxistas piden ser priorizados en la vacunación

POR 
KATIA                 
VÁSQUEZ 

El gremio dice que los conductores son parte de la población que más tiene riesgo de contagio y a la que menos se le ha prestado atención. 

A medida que avanza la llegada de vacunas contra el Covid-19 a la capital del Magdalena y su suministro en las personas con mayor riesgo, el gremio de taxistas solicita a los gobiernos nacional y local, ser priorizados ya que a diario movilizan a muchos usuarios.

Desde el inicio de la pandemia, el sector del transporte público no ha detenido su labor y ha sido uno de los pocos que ha prestado servicio de manera continua movilizando a aquellos sectores básicos y esenciales a la economía y la sociedad, entre ellos, el de la salud y personas que padecen algún síntoma o solicitan servicio hacia las clínicas de la ciudad.

Según Edgar de Jesús Castro Piraquive, conductor de la ciudad, esta petición se hace para que los taxistas no se conviertan en un foco de contagio a sus pasajeros teniendo en cuenta el aumento acelerado de los casos de Covid-19 en la ciudad.

Del mismo modo, aseguran que por parte del gremio quieren también generar una seguridad a los pasajeros que utilizan los taxis como medio de transporte en Santa Marta.

El gremio pidió que se estudie la viabilidad de priorizar al gremio de operadores de vehículos taxis, empleados de empresas de taxis habilitadas, teniendo en cuenta el “alto riesgo de este importante gremio en la prestación del servicio esencial de transporte público de pasajeros, quienes tienen permanente contacto con innumerables usuarios”.

Los taxistas coinciden en mencionar que este gremio que es muy susceptible de contraer Covid-19 y son unos de los factores de transmisibilidad, situación que genera preocupación tanto a usuarios como a propietarios y conductores. Por eso, los taxistas están a la espera que así como se hizo con los del sector salud y educativo, se priorice igualmente a este gremio en general del taxismo.

De igual manera, Castro Piraquive destaca que los taxistas están “muy expuestos a la enfermedad por su trabajo: el transporte continuo de pasajeros, a pesar de estar cumpliendo con las adecuadas medidas de protección e higiene, como el uso de tapabocas, gel antibacterial y alcohol”.

¿PROTOCOLOS DE BIOSEGURIDAD ADECUADOS? 

Si bien es cierto, el trabajo del taxista implica interacción permanente y aunque intentan protegerse, algunas veces es insuficiente, líderes de los taxistas, manifiestan la ausencia por parte del distrito y de las entidades de salud una información y capacitación referente al tema de las medidas y protocolos de bioseguridad que se deben seguir, “lo que sabemos es porque lo hemos visto en la televisión, en los medios de comunicación y lo que uno lee”.

Los taxistas manifiestan, además, estar preocupados por el riesgo de contagio al que se enfrentan, sin embargo, señalan que no tienen otra opción que la de seguir prestando el servicio en el país.

Asimismo, sostienen que, por su propio costo, los conductores han hecho una división dentro del vehículo para aislar al pasajero, han comprado gel, alcohol para tratar de protegerse del mortal virus

SIN AYUDAS 

Y es que si bien, es pertinente recordar que, la crisis que ha generado la pandemia del Covid-19, y que a la fecha ya está presente en todas las actividades económicas de la sociedad, ha hecho pasar una dura y difícil situación al gremio de taxistas de la capital del Magdalena, debido a que cuando se decretó por primera vez la medida de aislamiento social obligatorio, fueron muchos los taxis que dejaron de laborar y que por las necesidades algunos tuvieron que volver a las calles a batallar con el virus para ganarse su sustento y el de sus hogares.

El taxista Edgar Castro, señaló que el gremio no ha recibido ayuda alguna: “Aquí todo lo cierran y uno tiene que seguir pagando una tarifa, los propietarios de los carros no quieren disminuir el costo de la tarifa.”

Asimismo, añadió que deben dejar el sustento diario en sus casas, pero la crisis que ha generado la pandemia no les permite trabajar como antes y lo que reciben no les alcanza para sostener a las familias; algunos hasta tienen deudas con los propietarios de los taxis.

También podría gustarte