El Reino Unido sigue reabriéndose y hasta volverán los abrazos

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció “el mayor paso” hasta ahora en el levantamiento de restricciones contra el covid-19, con la reapertura la próxima semana de restaurantes, museos y cines y la autorización, con “prudencia”, de los abrazos. 

La decisión se ve reconfortada con el reporte de Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte en el sentido de que en las últimas 24 horas en esos territorios no se ha registrado fallecimiento alguno por el covid-19.

Con las muertes y las hospitalizaciones en su nivel más bajo desde el pasado mes de julio, los cuatro jefes médicos de Reino Unido estuvieron de acuerdo en reducir el nivel de alerta (de cuatro a tres) y avanzar en la fase 3 del plan de reapertura gradual e inteligente.

Johnson destacó que Inglaterra está “en el camino correcto” para levantar todas las restricciones para el 21 de junio. “Este desconfinamiento es un paso muy importante en la hoja de ruta de vuelta a la normalidad y confío en que podremos seguir avanzando” y confirmó que el próximo 17 entrará en vigor la tercera etapa del plan de desconfinamiento.

Los bares y restaurantes podrán volver a atender a sus clientes en el interior en grupo de seis o de dos unidades familiares, y parientes y amigos podrán reunirse al aire libre en grupos de hasta 30 personas. Este será también el máximo de participantes para eventos como las bodas, pero los funerales no tendrán límites.

Reabrirán cines, teatros, museos y hoteles y dejará de estar prohibido viajar al extranjero por turismo, aunque muy pocos destinos estarán exentos de realizar una cuarentena de diez días al retorno.

También se podrá recibir de nuevo a invitados en el hogar, en grupos reducidos, y “vamos a cambiar las consignas sobre el contacto físico entre amigos y familiares”, afirmó Johnson, llamando sin embargo a la “prudencia”.

“Todos sabemos que el contacto físico, como los abrazos, es una forma directa de transmitir esta enfermedad, así que les pido que piensen en la vulnerabilidad de sus seres queridos, si se han vacunado, con una o dos dosis”, agregó.

En un país con 66 millones de habitantes, más de 35 millones de personas han recibido una primera dosis de la vacuna y casi 18 millones -más de un tercio de los adultos- la segunda.

Este es “el mayor paso de nuestra hoja de ruta y nos permitirá hacer muchas de las cosas que hemos anhelado hacer durante mucho tiempo, así que protejamos estos logros manteniendo el sentido común”, afirmó el primer ministro.

Su gobierno, que actualmente vacuna a los mayores de 40 años, afirma estar bien encaminado para cumplir su objetivo de haber ofrecido una primera dosis a todos los adultos para fines de julio. /AFP

También podría gustarte