Dombrowski  ganó la  cuarta etapa del Giro

El ciclista estadounidense Joe Dombrowski (UAE) se impuso en la cuarta etapa del Giro de Italia, en una jornada con final en Sestola, en la que el italiano Alessandro de Marchi (Israel SN) se convirtió en el nuevo líder de la carrera.

Bajo la lluvia, el reducido grupo en el que estaban los favoritos al triunfo final, entre ellos el colombiano Egan Bernal, acabó esta etapa de media montaña a más de minuto y medio del vencedor de la jornada.

El británico Simon Yates dio muestras de flaqueza en el accidentado final y perdió once segundos con respecto a Bernal, uno de los más favorecidos de la jornada, junto al español Mikel Landa y al ruso Aleksandr Vlasov.

El francés Romain Bardet y el belga Remco Evenepoel cedieron el mismo tiempo que Yates. El australiano Jai Hindley, segundo en la última edición de la carrera rosa, perdió 34 segundos con respecto al colombiano.

En la pelea por la victoria de etapa, Dombrowski dejó a De Marchi, su compañero de fuga, en las rampas más duras del último puerto de la jornada, a cinco kilómetros para la meta y cruzó la meta con una docena de segundos de ventaja sobre el italiano.

Ambos fueron los supervivientes de una fuga de 25 corredores que se formó apenas unos cuarenta kilómetros después del inicio de la etapa en Piacenza.

Para Dombrowski, de 29 años, es su primer triunfo en Europa. Pasó a profesionales con el equipo Sky en 2013 y su resultado más destacado hasta el momento había sido un 12º puesto final en el Giro de 2019.

De Marchi, por su parte, también se viste de rosa por primera vez, a sus 34 años y en su quinta participación en la prueba.

Su compatriota Filippo Ganna, líder del Giro desde que venció en la ‘crono’ inicial el pasado sábado, trabajó para sus compañeros del Ineos, llevando el peso del pelotón durante buena parte de la jornada hasta que levantó el pie a falta de cuarenta kilómetros para la llegada.

En el grupo de fugados, el estonio Rein Taaramee y el danés Chris Juul Jensen tomaron la delantera a falta de 70 kilómetros para el final, pero fueron cazados en la última subida del día, el Passerino, de casi 4 km a una media del 10% de desnivel.

En esas duras rampas fue donde Landa dinamitó el grupo de favoritos, obteniendo unos preciosos segundos de ventaja sobre algunos de sus rivales al podio.

El miércoles se disputará la 5ª etapa, completamente llana entre Módena y Cattolica, de 177 km de recorrido que debería acabar en un esprint masivo.

También podría gustarte