Ciberataque a red de oleoductos genera un temor de escasez

El ciberataque a una importante red de oleoductos en Estados Unidos generó temores de escasez de gasolina, motivando compras por nerviosismo y la suspensión temporal del gobierno de las normas antipolución en tres estados y la capital federal para asegurar el suministro.

Cientos de estaciones de servicio en el sureste del país reportaron estarse quedando sin combustible mientras los clientes hacían fila para llenar sus tanques, señalaron analistas.

Un ataque de ‘ransomware’ el viernes a Colonial Pipeline obligó a la compañía a cerrar toda su red, pero funcionarios de la administración del presidente Joe Biden instaron a la calma y dijeron que la situación es solo temporal.

Colonial Pipeline, que transporta cerca del 45% de los combustibles consumidos en la costa este del país, ha dicho que apunta a reanudar completamente la distribución para el fin de semana.

En la Casa Blanca, la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, dijo que algunas áreas «pueden sentir una escasez de suministro hasta que el servicio de Colonial se reanude por completo».

Sin embargo, «no debería haber motivos para acaparar gasolina, especialmente a la luz del hecho de que el oleoducto debería estar sustancialmente operativo para fines de esta semana y durante el fin de semana», dijo a periodistas.

El 8,5% de las estaciones de servicio en Carolina del Norte, el 7,7% en Virginia, el 5,8% en Georgia y el 2,8% en Florida no tenían gasolina la tarde el martes, según Patrick De Haan, analista del sitio especializado GasBuddy.

El precio promedio en el país de un galón de gasolina (3,79 litros) estaba en 2,97 dólares, «su nivel más alto desde 2018», dijo. /AFP

También podría gustarte