Plantón Cultural contra el Gobierno

Hubo acrobacias, bailes y demostraciones artísticas, mientras algunos exigían paz, más amor, más cultura en Santa Marta y el país. 

POR
EDGAR 
TATIS GUERRA 

El Parque Simón Bolívar ubicado entre las calles 14 y 15 del Centro Histórico fue el epicentro de un Plantón Cultural en donde se dieron cita varios artistas plásticos, poetas, músicos y bailarines, quienes pusieron a volar su imaginación para exigirle al Gobierno Nacional que detenga las reformas que ha presentado a consideración del Congreso.

La actividad se constituyó en todo un derroche creativo para rechazar la ‘Economía Naranja’ y exigirle al presidente Iván Duque que atienda las reclamaciones de los artistas, campesinos, docentes e indígenas y evite más confrontaciones entre la población civil y la fuerza pública que ha dejado a muchas familias llorando a sus hijos fallecidos.

Algunos participantes realizaron acrobacias portando el Tricolor Patrio en una mano demostrando así sus destrezas artísticas, mientras que otros estaban subidos en zancos con pancartas pidiendo paz, más amor y más cultura en Santa Marta y Colombia. El emblemático Parque de Bolívar tuvo una gran concurrencia de jóvenes que bailaron, cantaron y a través de sus expresiones cargadas de originalidad se hicieron sentir.

La Escuela de Formación Artística y Cultural EFAC del Distrito de Santa Marta, en representación de la Secretaría de Cultura también se sumó al Plantón Cultural interpretando varias melodías que deleitaron a los asistentes.

En el marco de las actividades hubo un performance a cargo del artista Luis quien estuvo arropado con el Tricolor Patrio, mientras que en su espalda se podía leer: “No más”. El joven regalaba una flor blanca a cada uno de los uniformados en señal de paz y reconciliación. Dijo que hacía un homenaje para honrar a los jóvenes caídos Dilan y Lucas Villa, quienes marcharon pacíficamente pero lastimosamente fueron víctimas de los ataques en medio del paro nacional.

“Siempre estamos apoyando el arte y la cultura porque cambian y transforman la vida, es una forma de que el ser humano se integre a la sociedad, también para cambiarle la perspectiva a muchos jóvenes que hoy en día se pierden en la drogadicción o la prostitución”, enfatizó.

El mensaje contundente de resistencia se afianza cada día: ‘parar para avanzar’ porque la gente de bien está cansada de tanta corrupción como también de la represión estatal y de la desconexión del Gobierno para reducir las brechas sociales en salud, empleo, educación, cultura y economía.

También podría gustarte