Congresistas de EE.UU. solicitan suspender ayuda a Policía de Colombia

55 miembros del Congreso de Estados Unidos le pidieron al Gobierno de Joe Biden que haga un pronunciamiento claro y sin ambigüedades, rechazando la brutalidad policial en Colombia, y que suspenda toda ayuda a la Policía Nacional, hasta que se cumplan estándares de derechos humanos en sus procedimientos.

La carta, promovida por el representante demócrata Jim McGovern, fuerte crítico del Gobierno Duque, asegura que “las fuerzas de seguridad de Colombia, en especial la Policía Nacional, están más desatadas de lo que hemos visto en décadas de strife – cientos de videos ciudadanos muestran el uso agresivo e indiscriminado de armas letales y no letales contra civiles en forma que viola tanto la ley colombiana y la legislación internacional de derechos humanos”.

La misiva cita las cifras que ha hecho públicas la Defensoría del Pueblo, según las cuales 42 personas han sido asesinadas, incluido un oficial de la Policía, y cientos de personas han resultado heridas. Recuerda además los hechos ocurridos en Cali, en donde miembros de la guardia indígena resultaron heridos por disparos de armas de fuego.

Los congresistas estadounidenses afirman que si bien el Gobierno de Estados Unidos no puede resolver esta crisis, sí puede ser parte de la solución, empezando por detener la espiral de violencia.

Por esa razón, le piden a la administración Biden, a través de su secretario de Estado, Anthony Blinken, a quien va dirigida la carta, que haga un pronunciamiento claro y sin ambigüedades condenando la brutalidad policial en Colombia.

Además, le pide suspender toda asistencia directa, distinta a entrenamiento en derechos humanos, a la Policía de Colombia, hasta que se logren metas concretas en el mejoramiento de la fuerza y en acabar la impunidad de crímenes cometidos por sus miembros, en especial durante las protestas de 2019 y 2020.

Le pide igualmente detener cualquier venta de equipos o municiones al ESMAD, garantizar que a ese organismo no llegue ningún tipo de ayuda de Estados Unidos y advertir al Gobierno colombiano que no puede utilizar al Ejército para enfrentar las revueltas en las calles.

Esta semana, un vocero del Departamento de Estado hizo un primer pronunciamiento sobre las protestas en Colombia, en la que calificó el vandalismo como un abuso del derecho a la protesta e hizo un llamado a la Policía a respetar los derechos de los manifestantes y a las autoridades colombianas para que investiguen los excesos policiales. /Colprensa

También podría gustarte