¿Qué habilidades tecnológicas buscan las empresas?

Mientras el 81 % de los jóvenes de El Poblado (comuna 14) tiene acceso a la educación superior, los del Popular (comuna 1), en la misma ladera, pero más al norte, apenas alcanzan el 22 % de escolaridad superior. Eso quiere decir, para dimensionar mejor el asunto, que los de El Poblado iban 3,8 veces más a la universidad que sus contemporáneos de la comuna 1.

Los datos anteriores los dio a conocer el observatorio Medellín Cómo Vamos en septiembre de 2020. Teniendo en cuenta el teletrabajo y las condiciones impuestas por la pandemia, el observatorio resaltó que era necesario empezar a las brechas educativas y de conectividad en la ciudad. En ese sentido, y entendiendo el contexto, Ruta N elaboró un robusto documento de 79 páginas en el que hace una categorización de las habilidades digitales en la ciudad y lo que está pidiendo el mercado laboral a los jóvenes.

El documento, bautizado “Diagnóstico de la demanda de empleo y la oferta de talento digital en Medellín”, está dividido en cuatro partes. La primera de ellas es una hoja de ruta para que los jóvenes de la ciudad accedan al conocimiento digital y conozcan las herramientas que les permitan tal fin; el segundo capítulo es un paneo sobre las tendencias mundiales, qué se está haciendo y hacia dónde se está moviendo el talento; el tercero, un diagnóstico de las habilidades existentes en la ciudad, es decir, cuáles son los fuertes y qué programas electrónicos se utilizan; el cuarto reúne los retos y los impactos que ha traído la pandemia al mercado laboral del talento digital.

El objetivo del documento está explícito en la primera página: “Conocer muy bien la situación de la ciudad respecto a la demanda y la oferta de personas con habilidades digitales, para diseñar mejores estrategias que permitan cerrarla”. Y es que, según el estudio mencionado de Medellín Cómo Vamos, el 70 % de los hogares de Santa Cruz y el Popular carecen de un computador.

El documento menciona que los perfiles más solicitados por las empresas son los desarrolladores de software, personas que usan códigos y programación computacional para resolver problemas. A partir de ahí se hace una categorización de los lenguajes de programación como Java, Java Script o PHP.

Recogiendo otros estudios hechos en el exterior, el estudio hace una comparación entre las habilidades tecnológicas de los países de la región. Colombia aparece como “rezagado” con un desarrollo del 15 %, mientras Argentina encabeza la lista con un 32 %. También se analizan otras variables como el desarrollo de las ciencias de datos, en el que el país alcanza un 32 %.

En cuanto a Medellín, el estudio dice que Ruta N ha acompañado la formación de 370 empresas tecnológicas de la ciudad y de 33 países. Muchas de ellas son las que demandan el personal con habilidades tecnológicas. Como la pretensión de las empresas locales es conquistar mercados internacionales, el 94 % de las ofertas laborales exigen una segunda lengua, casi siempre inglés. Y ese es, precisamente, uno de los problemas centrales en Medellín: “La falta de esta habilidad suele ser un factor que limita a potenciales candidatos a la hora de mejorar sus habilidades profesionales, acceder a documentación y oportunidades académicas u ocupar vacantes con diferencias salariales y de beneficios significativos con respecto a las más tradicionales”, dice el estudio.

Para el informe se consultó a 104 empresas de la ciudad. De ello se desprendió que, en total, esas compañías estaban buscando 75 perfiles diferentes y había 2.574 vacantes en el corto plazo. Entre las habilidades más demandadas por las empresas están los lenguajes de programación Java, Java Script y Css.

Al final, el estudio concluye que se necesita generalizar el acceso a Internet para cerrar las brechas mencionadas. Además, recomienda “formular políticas que promuevan la creación de competencias digitales, y planear iniciativas formativas para mejorar las competencias en esta área de grupos objetivo específico”. Para cerrar las brechas, dice, es importante crear un ecosistema tecnológico más nutrido.

A los ciudadanos, por su parte, potenciar la segunda lengua y habilidades blandas como la comunicación.

Sobre el ecosistema tecnológico, Sergio Marín, quien desde hace siete años trabaja con inteligencia artificial, expresó: “El crecimiento tecnológico se necesita en todas las industrias. Medellín es un buen lugar para emprender, pues se ha articulado a la academia y la industria. Tenemos un ecosistema bueno, que nos permite emprender. Las barreras para crear compañías son menores cada vez, creo que lo más difícil son los procesos jurídicos y administrativos”

/Colprensa

También podría gustarte