Claves para clases virtuales seguras

Uno de los cambios más drásticos que trajo la pandemia fue sin dudas el paso abrupto a la virtualidad en la mayoría de los ámbitos de la vida: el trabajo, el colegio, actividades recreativas, entre otras.

Una de las mayores preocupaciones de los padres de familia es cómo cuidar la seguridad de los más pequeños al utilizar dispositivos electrónicos y la aplicación Zoom para acudir a sus clases u otras actividades.

Eset, compañía dedicada a la detección proactiva de amenazas, desde su iniciativa Digipadres, presenta una serie de consejos para ello.

Entre las formas más comunes de acoso en Internet se encuentran las derivadas de la exposición de imágenes o videos. Utilizando códigos maliciosos, los ciberdelincuentes pueden intentar comprometer un dispositivo, obteniendo acceso a su cámara o micrófono sin el consentimiento de los usuarios, espiando los aspectos más íntimos de sus vidas (spyware).

Las motivaciones varían ya que algunos encuentran emocionante la idea de ver a alguien en secreto mientras otros buscan extorsionar a sus víctimas amenazando con publicar esos videos si no reciben dinero.

Entre los consejos está enseñarles a los niños a cubrir sus cámaras siempre que no las estén usando, asegurarse de que la configuración por defecto de la cámara web siempre sea “’apagada’.

También el uso de soluciones de seguridad capaces de proteger las cámaras a nivel software, pero en especial educar a los niños para que no hagan nada frente a una cámara web descubierta que no harían si alguien estuviera mirando.

En cuanto a las plataformas de videollamadas, las mismas están expuestas a sufrir brechas de ciberseguridad, hackeos, filtraciones de datos, entre otras. Por eso es importante configurarlas desde el hogar para reducir al máximo los riesgos de quedar involucrados en estos ataques.

Asegurarse de que las llamadas sean privadas y que solo se pueda acceder con contraseña o link para evitar intrusos en ellas.

También iniciar las reuniones siempre con cámara apagada y, si es obligatorio, prenderlas asegurándose de cambiar el fondo, haciendo que se vea borroso o usando un fondo predeterminado de Zoom para evitar que se revele información personal de forma involuntaria.

Enseñar a los niños a que no compartan (ni por escrito ni en diálogo) información personal o confidencial. Activar el doble factor de autenticación (2FA). Zoom agregó a finales de 2020 esta posibilidad que agrega una capa de seguridad a las videollamadas.

En cuanto a las aplicaciones de mensajería, videollamadas, o incluso juegos, deben ser siempre descargadas desde la tienda oficial de aplicaciones del móvil o desde la PC o laptop. Si se descargan en otros sitios no oficiales, puede suceder que sean aplicaciones falsas o con malware que infecten los dispositivos. Luego de descargarlas, actualizarlas apenas se lanza la nueva versión. Esto es así porque con cada actualización se reparan vulnerabilidades con parches o surgen nuevas funciones o capas de seguridad que es importante incorporar en nuestros equipos para evitar ataques. Además, utilizar soluciones de Control Parental para cuidar a los más pequeños.

“Luego de tener clases, ya sean virtuales o presenciales, es muy probable que los niños quieran en algún momento utilizar dispositivos electrónicos para jugar, publicar en las redes sociales o simplemente distraerse. Esto es algo común en la nueva normalidad y sucede cada vez con mayor frecuencia. Por eso es importante, además de educarlos en ciberseguridad, contar con una solución de seguridad con Control Parental como puede ser ESET Parental Control para Android que evita ataques de ciberdelincuentes, bloquea los sitios inapropiados para ellos, apaga los dispositivos en automático tras un tiempo determinado de utilización, entre otras funciones clave para evitar que los niños pasen por situaciones desagradables. Con todas estas recomendaciones ya se está listo para que los más pequeños participen en clases, jueguen y hablen con sus amigos de forma segura”, mencionaó Camilo Gutiérrez Amaya, Jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte