Van 66 homicidios en el 2021; 43 por riñas e intolerancia

Las riñas, provocadas en su mayoría por actos de intolerancia en medio del consumo de alcohol o sustancias alucinógenas, siguen siendo la principal causa de las muertes violentas en Cartagena.

De los 66 homicidios que han ocurrido en esta ciudad y sus corregimientos en lo que va del año (hasta el lunes 17 de mayo), 43 son por violencia interpersonal.

Gustavo Adolfo Silva González, de 31 años; y Jesús Ismael Galvis Durán, de 32, son las dos últimas de las víctimas.

A Silva lo atacaron a cuchillo en la madrugada del lunes festivo por un viejo lío personal. El crimen ocurrió en el sector Ricaurte, en Olaya Herrera, y la Policía, en una rápida reacción, logró la captura del presunto homicida.

A Galvis, según un reporte preliminar, lo habría asesinado su mujer mientras dormía, en el corregimiento de Bayunca.

David Barrios Benítez, alias ‘el Mono Oreja Mocha’ y presunto agresor de Gustavo Adolfo, es también el último de los 51 capturados por un hecho de sangre en la capital de Bolívar. Esa cifra “representa un avance del 43 por ciento en el esclarecimiento de 37 asesinatos, en una labor articulada entre la Policía Metropolitana de Cartagena y la Fiscalía”.

Con la muerte de Silva González son ocho los homicidios en mayo en Cartagena, cinco de ellos en riñas.

Persecución y captura

Gustavo Adolfo, según su familia, no peleaba con nadie. “Tenía una dificultad para caminar y nunca había estado envuelto en riñas”, recuerda su hermana Ana Rosa Silva. Ella cree que ‘el Mono Oreja Mocha’ atacó a Gustavo porque cuando “está bajo efectos de las drogas y el alcohol se pone agresivo, pero jamás se había metido con nuestra familia”.

El domingo en la noche, Silva González fue uno de los asistentes a un bingo que realizaron cerca de su casa, en la calle Nazareth, del sector Ricaurte, pese a que desde las 2 de la tarde había toque de queda en la ciudad como medida para disminuir los contagios por el COVID-19.

A la 1:30 de la madrugada del lunes apareció ‘el Mono Oreja Mocha’ en el evento. Dice la familia de Gustavo que ese sujeto se abalanzó sobre él sin discutir y en medio de un forcejeo lo atacó con un cuchillo en el pecho. “Mi hermano salió corriendo y pidiendo auxilio. Unos vecinos se lo llevaron para el Hospital Universitario. Llegó consciente, hablando y quejándose, y nos contó lo que pasó y quién se lo hizo”, relata Ana Rosa.

Con las versiones de testigos, policías del CAI de La Arrocera realizaron un rápido operativo que terminó en cuestión de minutos con la captura de David Barrios.

La Policía asegura que el presunto responsable fue puesto a disposición de la Fiscalía por el delito de homicidio. Está a la espera de las audiencias de legalidad, imputación y solicitud de medida de aseguramiento ante un juez de Control de Garantías.

También podría gustarte