Marta Lucía Ramírez, es la nueva canciller de Duque

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, nombró como nueva Canciller a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien de paso no aspirará a la Presidencia de la República. Su principal tarea será mejorar la imagen del país afectada por el conflicto social. 

Ramírez entra a reemplazar a Claudia Blum, quien dejó el cargo la semana anterior ante un eventual fracaso en su gestión. El presidente Duque aseguró, además, que Ramírez se encargará de articular todo lo referente a la implementación del plan de atención a los migrantes venezolanos.

Duque sostuvo que entre las principales tareas que tendrá que desarrollar desde la Cancillería es fortalecer las relaciones bilaterales con todo el mundo y, adicionalmente, ejercer representación del país en los espacios multilaterales.

“Nosotros queremos reafirmar no solamente el talante democrático de nuestro país, sino también la convicción de ser un país siempre respetuoso de los derechos humanos y siempre volcado a la defensa irrestricta de los valores democráticos que ha caracterizado a nuestra nación”, señaló Duque.

Aunque asumirá como Canciller, Marta Lucía Ramírez seguirá siendo la vicepresidenta de la República, es decir que en caso de la falta temporal o total del jefe del Estado ella ocuparía la Presidencia de la República. Lo que sí irán a cambiar serán algunas de sus funciones actuales, entre las que tiene ahora está el tema del seguimiento a la construcción de las autopistas.

De la misma forma, queda descartado que Ramírez vaya a aspirar a la Presidencia de la República en 2022, de haberlo hecho tendría que haber renunciado a su cargo de vicepresidente antes del 29 de mayo. Ramírez sonaba con insistencia como una de las candidatas presidenciales de la derecha, en especial su nombre tomó fuerza luego de la muerte en enero del ministro Carlos Holmes Trujillo.

Tras su designación, la nueva Canciller dijo que es un momento de gran importancia para la agenda internacional del país, y explicó que se encargará de mostrar ante el mundo que Colombia es una país que respeta la democracia, los principios y libertades de todos los ciudadanos.

La figura de Marta Lucía Ramírez como vicepresidenta y Canciller al mismo tiempo, también se había presentado durante el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002), cuando el entonces vicepresidente de Gustavo Blell, había ocupado el cargo de Ministro de Defensa.

REACCIONES 

El senador Juan Diego Gómez, del Partido Conservador, miembro de la comisión encargada de analizar y legislar sobre la política internacional, indicó que “este es un gran acierto, la nueva canciller tiene una trayectoria enorme con reconocimiento internacional”.

Gómez resaltó “para el Partido Conservador y para la bancada de Senado y Cámara es un espacio muy positivo que creemos que la doctora Marta Lucía Ramírez va a capitalizar muy bien y va a poner en alto el nombre del gobierno del presidente Iván Duque”.

A su turno, el senador John Harold Suárez, del Centro Democrático, quien también pertenece a la Comisión Segunda, indicó que con esta decisión “acierta el presidente al designar a una mujer preparada y con experiencia internacional gracias a su paso por el Ministerio de Comercio Exterior”.

Suárez resaltó que “su nombramiento llega en un momento donde la diplomacia juega un papel trascendental para el Estado, con el fin de mostrar al mundo la verdadera problemática política y social de nuestro país, para pedir objetividad al mundo y que este no actúe bajo una realidad distorsionada vendida por la oposición y algunas ONG”.

En ese sentido, el senador Ciro Ramírez, también del Centro Democrático, celebró la noticia, “una mujer que se ha probado en los diferentes cargos del Estado con muchos éxitos y estoy seguro que lo hará como nueva ministra de Relaciones Exteriores. Los mejores deseos para seguir manteniendo unas relaciones diplomáticas de alto nivel”.

Sin embargo, Antonio Sanguino, del Partido Verde y miembro de la oposición en la Comisión segunda, sostuvo que con el nombramiento “no deja de generar suspicacia que el uribismo haya sacrificado a una de sus candidaturas presidenciales, la de mejor registro en las encuestas, para colocarla en la cancillería, no sabemos si eso está pensado en función de la inestabilidad política del país y de la creciente impopularidad del presidente Duque. Esta decisión implica que la doctora Marta Lucía Ramírez se queda en el gobierno y renuncia a ser candidata”.

Así mismo, indicó que para mejorar la imagen de Colombia en el exterior, uno de los objetivos de Ramírez, “no es suficiente con cambiar en la Cancillería el rostro y el nombre, se trata de cambiar la política exterior. Si Colombia quiere recuperar la confianza internacional tiene que suspender las violaciones de Derechos Humanos. Con este cambio el presidente hace un enroque con el que no pareciera hubiera un cambio en la política exterior que ha sido un fracaso. La imagen de Colombia, , no depende de la canciller sino de que aquí no se violen los derechos humanos y que el mundo reconozca que hay un compromiso de respeto en ese sentido”, dijo.

COLPRENSA

También podría gustarte