Venezolanos lo golpearon por poner su música con altos decibeles

Migrantes del vecino país llegaron hasta la casa de la víctima y después de reclamarle por el alto volumen de la música, procedieron a agredirlo con una piedra.

Los hechos de intolerancia no cesan en Santa Marta. Dos ciudadanos de nacionalidad venezolana, de quienes hasta el momento se desconoce sus identidades, agredieron a un hombre, reportado como Julio Cesar Arévalo Camacho, de 52 años de edad, que en la mañana del pasado sábado en el sector de Gaira, al sur de esta capital.

De acuerdo a la información suministrada por el afectado, la agresión por parte de los migrantes del vecino país se desencadenó porque presuntamente no los dejaba dormir debido al volumen de la música que sonó durante toda la noche del día anterior y la madrugada del sábado.

“Después de tomarme los tragos me quedé dormido y no apagué el equipo de sonido. Al día siguiente me tocan la puerta los ciudadanos venezolanos a decirme qué por qué no los dejé dormir; luego uno de ellos me dice que es malandro, agarra una piedra y me la pega a la altura del ojo, más atrás viene el otro y me propina un puño”, contó Arévalo Camacho.

El afectado de inmediato fue auxiliado por familiares y vecinos, quienes se encargaron de llevarlo hasta el centro de salud de Gaira, donde los galenos de turno, debido a la gravedad de su herida, le ordenaron su remisión a la clínica Bahía. Allí, los médicos especialistas le examinaron su ojo y lo sometieron a dos operaciones. “Hasta hoy me dan de alta en la clínica, voy a hacerme otros exámenes aquí en Medicina Legal y después me dirigiré a instaurar la denuncia”, agregó.

Noticia en desarrollo…

También podría gustarte