Juez le dio domiciliaria a cuatro expendedores

Un Juez con Funciones de Control de Garantías ordenó medida de detención domiciliaria para cuatro expendedores de sustancias alucinógenas, y tres más fueron dejados en libertad, por los delitos de concierto para delinquir y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes; estos se dedicaban a la venta y comercialización de estupefacientes en pequeñas cantidades en distintos sectores del departamento. 

Con medida de detención en su lugar de residencia fueron notificados Magdalena Gregoria Payares Cudris, alias ‘Ñego’, de 39 años; Gloria Elena Pallares Cudris; José Badit Alfaro Caballero, alias ‘Bachi’ y César Javier Baena Payares, de 39.  Por otro lado, Jesús Antonio Lora Pérez, de 40, Jamir Sinning Andrade y José Alfredo Sinning Pallares, de 23 años, salieron dejados en libertad, luego de que el juez en audiencia la celebrada en las instalaciones de edificio Galaxia, no considerara suficiente las pruebas aportadas por el fiscal en turno para ordenarles medida intramuros.

Recordemos que los operativos de captura estuvieron a cargo de efectivos de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía del Magdalena, en  coordinación con la Fiscalía General de la Nación, y el apoyo del Ejército Nacional, quienes desarrollaron varios allanamientos simultáneos en el municipio de Santa Bárbara de Pinto, Magdalena.

Durante los operativos, a los hoy procesados se les incautó 166 dosis de marihuana, 125 de base coca y 59 de cocaína; así mismo, una gramera digital, 192 mil pesos en efectivo, tres celulares de diferentes marcas y 300 bolsitas plásticas herméticas, las cuales eran utilizadas para empaque y procesamiento de los estupefacientes.

Estas personas, venían utilizando estos inmuebles para el expendio y acopio de todo tipo de sustancias alucinógenas, las cuales realizaban bajo la modalidad de narco- menudeo y entregas a domicilio, convirtiéndolos en focos de inseguridad especialmente para los jóvenes y niños, en esa jurisdicción del departamento, Según la investigación y denuncias de la comunidad de Santa Bárbara de Pinto.

También podría gustarte