Tragedia en una ultramaratón de la montaña 

Veintiuna personas murieron después de que el granizo, la lluvia helada y los fuertes vientos sorprendieran a los corredores que participaban en una carrera de montaña a campo traviesa de 100 km en China.

Citando al centro local de socorrismo, la agencia de prensa oficial Xinhua –que precisó que 172 personas participaban en la carrera– y la cadena de televisión CCTV confirmaron la muerte de 21 personas. Los restantes 151 participantes están a salvo.

La tragedia ocurrió cuando los corredores estaban a gran altitud, en el Bosque de Piedra del río Amarillo, cerca de la ciudad de Baiyin, en la provincia de Gansu (noroeste).

El alcalde de Baiyin, Zhang Xuchen, dijo que una parte accidentada del recorrido, entre los kilómetros 20 y 31, fue “repentinamente golpeada por condiciones meteorológicas catastróficas”.

“En poco tiempo, granizos y una lluvia helada cayeron repentinamente sobre esta zona, y hubo fuertes vientos. La temperatura ha bajado drásticamente”, dijo Zhang.

 

También podría gustarte