‘Guerra’ a bala entre banda de ‘venezolanos’ y delincuentes locales

Los homicidios que se han presentado en los últimos días en la capital del Magdalena son producto de una guerra interna y de restructuración de las organizaciones criminales que delinquen en la ciudad. 

Los sicarios más peligrosos y sanguinarios integrantes de bandas criminales del vecino país de Venezuela han llegado a Santa Marta y, al parecer, le declararon la guerra a los cabecillas de las estructuras locales que delinquen en toda la ciudad y municipios del Magdalena.

Imponiendo su orden y su manera de operar, los migrantes han logrado sembrar el terror en las personas que habitan en esta capital. Según trabajos de inteligencia, adelantados por uniformados de la Sijín de la Policía, los sectores donde más se esconden este tipo de delincuentes son en Gaira, Timayuí y Once de Noviembre.

 “Desde hace meses venimos haciendo trabajos de campo, infiltraciones telefónicas, recolección de pruebas con ayuda de la comunidad vecina de este tipo de individuos. Hasta el momento se conoce que un sanguinario sicario de Venezuela es quien lidera esta banda criminal que empieza a organizarse”, revelaron fuentes policiales.

De acuerdo a la información conocida por esta casa periodística, el principal modo de operación de estas estructuras venezolanas son las intimidaciones por medio de llamadas telefónicas a reconocidos comerciantes y empresarios, donde los amenazan con acabar con sus vidas si no acceden a sus peticiones, que finalmente tienen que ver con exigentes millonarias sumas de dinero.

De igual forma, fuentes policiales señalaron que el jefe de la estructura venezolana habría obligado a todos sus integrantes a enfrentarse con los cabecillas de las organizaciones criminales que delinquen en Santa Marta: Los Pachencas, Clan del Golfo, Autodefensas Conquistadores de la Sierra y La Silla.

 “Con esta nueva banda de venezolanos, los jefes de las otras estructuras locales se han visto obligados a restructurarse por completos. Personas que ingresan como infiltradas para conocer todos sus movimientos y otros que los traicionan para migrar a otras bandas, terminan siendo asesinadas”, aseguraron.

Sin embargo, recalcan que los últimos homicidios presentados en la ciudad tienen que ver con ajustes de cuentas de problemas internos de cada organización por perdida de dinero, de droga, mal repartición de elementos hurtados y por lo antes mencionado, traición a los principales cabecillas.

Se conoció que el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta a cargo del coronel Óscar Solarte trabaja con todas sus capacidades para hacerle frente a todas estas bandas criminales que perturban la sana convivencia de la ciudadanía en general.

A diario, el alto oficial, es decir Óscar Solarte, recalca el buen trabajo que adelantan sus hombres en las calles de Santa Marta. Durante los últimos meses, bandas dedicadas al hurto, comercialización de drogas y homicidios, han sido desarticuladas por completo.

También podría gustarte