‘Actos de vandalismo es terrorismo’

En los hechos de alteración del orden público en desarrollo de las jornadas de protesta que iniciaron el pasado 28 de abril el Ejército y la Policía han detectado “intenciones de grupos radicales, algunos instrumentalizados por el Eln y los grupos residuales de las Farc, para generar violencia”. 

De acuerdo con el general Jorge Luis Vargas, director de la Policía, “las características de los ataques, la simultaneidad, los niveles de violencia empleados y los elementos comunes empleados en los actos de vandalismo dan cuenta de una sistematicidad y planeación”.

El alto oficial explicó que “la Fuerza Pública en coordinación con las autoridades de cada región, hemos iniciado el proceso de recuperación de la movilidad y hasta el momento llevamos 821 desbloqueos. En los puntos que aún persisten especialmente en el suroccidente del país, se ha habilitado el paso de alimentos, combustibles e insumos. La Policía de Carreteras está garantizando la seguridad de las caravanas de transportadores”.

Dijo que se está trabajando con el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea Colombiana, para lograr la normalización de las carreteras en todo el país.

 “Estamos adelantando un trabajo profesional y articulado, pero sobre todo respetuoso de los derechos humanos, evitando la confrontación y empleando, en primer lugar, las vías de la concertación y el diálogo. Gracias al liderazgo de los gobernadores y alcaldes del Eje Cafetero, Chocó, Tolima, Santander y Cundinamarca, se ha logrado el desbloqueo voluntario”, indicó.

En cuanto a la difícil situación que se registra en el puerto de Buenaventura, el oficial precisó que “desde el 28 de abril, en la ciudad de Buenaventura se han registrado 23 actividades de manifestación y 8 bloqueos. El Esmad ha tenido que realizar dos intervenciones ante los disturbios y actos de vandalismo, los cuales han dejado cinco uniformados lesionados. Ya comenzó la normalización en el transporte de algunos productos. La Fuerza Pública está desplegada en la ciudad y la vía hacia el centro del país, para garantizar la seguridad y el paso vehicular”.

Mientras tanto, el comandante del Ejército, general Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, dijo que “desde el 1 de mayo, cuando el señor presidente de la República (Iván Duque) ordenó la asistencia militar, se han realizado las coordinaciones necesarias con la Policía, gobernadores y alcaldes con el objeto de apoyar a las autoridades civiles y policiales. Los hombres y mujeres actualmente se encuentran custodiando los principales ejes viales y centros urbanos”.

El oficial aseveró que “los propósitos principales de la asistencia militar están enfocados en salvar vidas, proteger su derecho a los servicios esenciales; mantener o restaurar el orden; proteger la infraestructura y la propiedad pública y privada; articular esfuerzos para que las instituciones del Estado puedan ejercer su labor y apoyar la recuperación social del territorio”.

Señaló que “hasta el momento se han realizado 458 escoltas a más de 4 mil vehículos representados en 365.602 toneladas de carga y van más de seis millones de galones de combustible transportados. Por otro lado, se han asegurado 994 puntos críticos que permitieron la realización de 332 caravanas”.

El comandante del Ejército indicó que “con la Policía se han realizado 3.806 patrullajes de manera coordinada generando 5.367 dispositivos de seguridad”.

LOS INFILTRADOS

Por su parte, Vargas Valencia, denunció que “en diversos videos e imágenes se aprecia la presencia de delincuentes que se ocultan en las protestas pacíficas con el propósito de generar actos de violencia y la comisión de delitos contra la propiedad pública y privada, así como para atentar contra los policías. En varias ciudades avanzan investigaciones judiciales, y se han logrado capturas que evidencian la infiltración de estructuras del crimen organizado y la delincuencia común”.

Confirmó que “el 7 de mayo en Cali se logró la captura de alias ‘Lerma’, cabecilla de la red de milicias urbanas del frente ‘José María Becerra’ del Eln, quien tenía en su poder una granada de aturdimiento acondicionada con metralla. Y, el 13 de mayo, también en Cali, fue capturado alias ‘Jacobo’, cabecilla del grupo residual de las Farc ‘Dagoberto Ramos’, quien había liderado acciones delictivas como el hurto a entidades bancarias, la quema de un CAI y una estación del sistema de transporte masivo MIO, entre otros actos vandálicos”.

Dijo que “también el 3 de mayo se logró la captura de cuatro personas que participaron en el incendio y destrucción de un peaje en Sibaté. Y el 5 de mayo fueron aprehendidas tres personas por el homicidio en Soacha del capitán Jesús Alberto Solano, jefe de la Sijin de Cundinamarca”.

Vargas Valencia denunció, que terroristas y criminales instrumentalizan a menores de edad y jóvenes para que incurran en delitos. “Nos preocupa que un importante número de jóvenes han venido protagonizando hechos de vandalismo. Esto evidencia la instrumentalización por parte de los grupos al margen de la ley, bajo la falsa creencia que, en caso de ser aprehendidos, no tendrán consecuencias de tipo judicial. Sin embargo, hemos aprehendido a 96 menores, que han quedado vinculados a procesos investigativos dentro del sistema de responsabilidad penal para adolescentes”.

Aseguró que se desató una intensa campaña de desprestigio contra la Policía y en especial contra el Esmad. “Desde el 28 de abril, el Centro Cibernético de la Policía ha generado 2.753 alertas a la ciberseguridad, se han realizado 1.913 solicitudes de suspensión de contenidos en redes sociales por instigación y apología al delito, y se han procesado 1.237 videos asociados a violencia y vandalismo. También hemos identificado 107 noticias falsas, de las cuales 55 están asociadas a supuestos comportamientos de la Policía con mensajes de odio y violencia, buscando fortalecer la narrativa de la represión estatal”.

Reiteró que “en los últimos 6 años la Policía ha acompañado y garantizado la seguridad de más de 4 millones y medio de ciudadanos que han participado en cerca de 40.000 actividades de movilización pública quienes ejercieron su derecho de manera pacífica conforme a lo contemplado en la ley. Por otro lado, se han registrado escenarios de violencia y crimen, donde se cometen delitos como daño en bien ajeno, ataque a servidor público, hurto agravado, porte ilegal de armas, incendio, lesiones personales e incluso homicidios, esto se encuentra al margen de legal y lo pacífico, no hace parte del libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos y son casos en los que se han presentado ataques deliberados contra la policía”.

CIFRAS DE HERIDOS

El general Vargas Valencia destacó el trabajo de hombres y mujeres de la institución que todos los días arriesgan sus vidas para velar por la integridad, honra y bienes de los colombianos.

Reveló que “a hoy llevamos 1.025 policías lesionados, entre ellos 971 hombres y 54 mujeres, de los cuales 153 registran los casos de considerable gravedad como fracturas, heridas abiertas, quemaduras, impactos de arma de fuego y traumas craneoencefálicos, entre otros diagnósticos”.

Insistió en que “tenemos casos de contusiones en el abdomen, la cadera o el tórax, traumas craneoencefálicos y de cuello, heridas y laceraciones en órganos vitales y fracturas. Cuatro uniformados continúan hospitalizados, entre ellos un señor oficial que lleva tres semanas en una Unidad de Cuidados Intensivos con pronóstico reservado”.

Señaló que entre los uniformados víctimas de acciones criminales se encuentran “23 policías lesionados por proyectil de arma de fuego, 99 han sido lesionados con armas cortopunzantes, 26 han resultado con quemaduras por artefactos explosivos e incendiarios, 6 con armas traumáticas, 4 con agentes químicos como ácido y 870 con objetos contundentes. Tenemos ataques muy graves, por ejemplo: un policía recibió 27 puñaladas, una uniformada fue víctima de agresión sexual, dos policías registran estallido ocular y más de 15 presentan traumas maxilofaciales”.

Acotó que “una de las situaciones más complejas que hemos debido afrontar en estas últimas semanas, además de los ataques físicos a nuestros uniformados y a la infraestructura pública para garantizar la seguridad en los barrios, han sido los intentos sistemáticos de desprestigio, las intenciones de saboteo e impedir procedimientos institucionales y las acusaciones, muchas de ellas infundadas, dirigidas a señalar a algunos de nuestros uniformados de delitos, afectando su honra y debilitando la confianza ciudadana”.

Recordó que “el 29 de abril fue asesinado el capitán Jesús Alberto Solano, quien se encontraba en Soacha atendiendo un caso de saqueo a varios establecimientos comerciales. Los delincuentes lo golpearon con objetos contundentes y le ocasionaron 6 heridas con armas cortopunzantes. Por este lamentable hecho, fueron capturadas tres personas. En cuanto al caso del CAI La Aurora, en el sur de Bogotá, los vándalos, sin importar que en su interior había 15 uniformados que se resguardaban de los objetos contundentes lanzados contra ellos fueron víctimas del fuego, que los violentos prendieron. Los policías, al verse asfixiados, salieron del CAI, siendo objeto de múltiples agresiones y quemaduras”.

Agregó el Director de la Policía que “la institución trabaja incansablemente por la seguridad y convivencia ciudadana. Hemos logrado la tasa más baja de homicidio en las últimas décadas y cifras históricas de reducción del delito. Acompañamos a Colombia en medio de una pandemia. Por ello le reitero a todos los policías un saludo de reconocimiento por su profesionalismo y entrega para garantizar los derechos y libertades públicas. Pero también quiero agradecer a la sociedad las muestras de afecto, gratitud y acompañamiento durante estos días. Como sociedad debemos reflexionar y rechazar la violencia y el vandalismo”.

OTROS RESULTADOS

Por su parte, el comandante del Ejército, general Eduardo Enrique Zapateiro Altamiranda, precisó que en desarrollo del plan San Roque II, “hemos realizado 228 escoltas a las diferentes cargas de vacunas contra el covid-19, que se han distribuido en todo el territorio nacional”.

Aseguró que con la entrega oportuna de los biológicos, se ha permitido que miles de ciudadanos reciban sus dosis correspondientes para enfrentar la pandemia que afecta al país.

Expresó que “en el Ejército y amparados en la Constitución Nacional, cada uno de nuestros hombres y mujeres tienen muy claro cuál es el compromiso que se adquirió cuando decidimos portar con orgullo el uniforme que nos identifica: el servicio a los ciudadanos. Nosotros somos miles de apellidos una sola familia: Colombia”.

Afirmó que “somos garantes de los derechos humanos. Nuestro trabajo es contribuir en la seguridad, y garantizar los derechos fundamentales como la libre movilización, alimentación y salud, entre otras. La Institución ha mantenido informada a la ciudadanía, a nuestro país, y a la comunidad internacional, a través de los medios institucionales de las actividades que se han desarrollado en el marco de la asistencia militar”.

Frente a las noticias falsas que circulan en las redes sociales, el jefe militar dijo que “la invitación es a consultar la información relacionada con la institución en los medios oficiales para evitar caer en desinformación”.

BALANCE OPERACIONAL

El general Zapateiro Altamiranda dijo que además del trabajo en el país en torno a la protesta pacífica y el acompañamiento a las caravanas y vigilancia en puntos críticos, “es importante resaltar que la dinámica operacional no se detiene. Esto hace referencia al cumplimiento de la misión constitucional que trata de la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional”.

Reveló que el desarrollo de operaciones ofensivas de control territorial, de seguridad y defensa de la fuerza contra las guerrillas del Eln, grupos residuales de las Farc, contra el ‘Clan del Golfo’ y el narcotráfico, entre otras estructuras criminales, no se detienen y durante lo corrido de 2021, se registran importantes resultados: Se han incautado 44.684 kilogramos de cocaína, 61.203 kilogramos de marihuana, 13.047 base de cocaína. También se han neutralizado 1.098 artefactos explosivos; 1.073 minas antipersona y 48 atentados terroristas”.

Destacó que desde el 1 de enero a la fecha “sobresale la recuperación de 230 menores de edad, 52 presentaciones voluntarias, 185 sometimientos a la justicia, 2.644 capturas y la muerte en desarrollo de operaciones militares de 91 integrantes de los grupos armados organizados del Eln y residuales de las Farc y la incautación de 333 armas largas, 1.389 armas cortas, 48 armas de acompañamiento y 179.700 cartuchos de varios calibres”.

Por último, agregó el comandante del Ejército que “en contribución al desarrollo económico y social del país la institución ha realizado más de dos centenares de actividades entre jornadas de apoyo al desarrollo, reuniones comunitarias, apoyo a proyectos productivos (café, cacao, piña, entre otros), proyectos de infraestructura, jornadas ambientales, actividades en las veredas modelo a través del programa Fe en Colombia, entre otras”./Con información de ´El Nuevo Siglo´ 

También podría gustarte