Descartan el abuso sexual en caso de Alison Meléndez

La Fiscalía reveló que se investiga  ahora si hubo exceso de la fuerza pública. 

El daño para la Policía Nacional de Colombia ya está hecho. Fue acusada de ser una policía violadora por los promotores del paro nacional. Pero nada de ello resultó cierto. Sin embargo la imagen reputacional de la institución quedó por el suelo

La Fiscalía General señaló que tras evaluar diferentes pruebas se descartó que la menor de 17 años aprehendida por cuatro agentes de la Policía Nacional en Popayán haya sido víctima de violación.

Dentro de los elementos de prueba que fueron tenidos en cuenta para llegar a esta conclusión, los investigadores hicieron una reconstrucción de los hechos con una serie de videos que fueron recolectados por los peritos.

Sin embargo, la fiscales a cargo del caso siguen adelante con las investigaciones para determinar si se cometieron otros delitos como actos sexual o uso excesivo de la fuerza pública.

Esta investigación se inició en atención a la información que circuló en las redes sociales sobre la presunta agresión sexual a la 17 años dentro de las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), en la ciudad de Popayán (Cauca). La menor, después de denunciar los hechos en su cuenta de Facebook se quitó la vida.

Esta investigación está siendo liderada por un equipo especial, liderado por la fiscal coordinadora del Grupo de Género, experta en temas de violencia de género con enfoque en niñas, niños y adolescentes, así como derechos humanos y derecho internacional humanitario, de Bogotá.

Este grupo especial cuenta también con un fiscal de la Unidad de Vida, investigadores del CTI y médicos legistas del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses que adelantan los actos urgentes.

En desarrollo de las labores judiciales se han llevado cabo las actividades técnico – científicas y forenses pertinentes dentro de lo establecido en el Protocolo de Minessota.

Adicionalmente, la Fiscalía General ordenó realizar la autopsia psicológica para analizar el contexto de la situación de la menor.

En este caso se ordenó a los investigadores a cargo del proceso desplegar toda su capacidad investigativa para esclarecer lo ocurrido y brindar a la ciudadanía información certera y precisa.

COLPRENSA

También podría gustarte