Vacunación contra el Covid está ‘frenada’, dice Alcaldesa

Un total de 280 personas que trabajan en los programas de salud pública se han visto afectados ante la decisión del agente interventor del Hospital Julio Méndez Barreneche que ordenó el embargo de las cuentas de la Alcaldía de Santa Marta. 

La decisión mantiene ‘en jaque’ el avance del plan de vacunación contra el Covid-19 porque los dineros están congelados y la alcaldesa distrital Virna Lizi Johnson está maniatada al no poder contratar el personal especializado para la aplicación de las vacunas.

En un tweet la mandataria de los samarios dijo “la maniobra politiquera de la Supersalud de embargar las cuentas del distrito a través del Hospital JMB ya muestra sus consecuencias fatales, no podemos contratar personal para la vacunación contra el Covid-19. Están jugando con la vida, no se puede ser más indolente”.

Actualmente el único centro de vacunación masivo que está habilitado es el Coliseo Menor de la Villa Bolivariana, ya que los otros tres escenarios debieron cerrarse debido a la falta de personal sanitario encargado de la aplicación de los biológicos.

De acuerdo con los datos reportados por Salud Distrital en el Distrito se han aplicado 79.563 dosis contra el Covid-19, lo que alcanza una cobertura de un 81.5%. De los vacunados, 16.609 son trabajadores de la salud, 15.163 adultos mayores de 80 años, 23.564 personas entre las edades de 70 a 79 años, 15.773 la población de 65 a 69 años y 8.445 los adultos de 60 a 64 años.

La alcaldesa distrital Virna Lizi Johnson Salcedo le solicita al agente interventor de la Supersalud, que desista del embargo y permita poder avanzar en los programas de salud pública en la ciudad.

Por su parte, la gerencia del hospital Julio Méndez Barreneche afirma que tomó la medida cautelar porque al centro asistencial le urge el dinero que le adeuda el Distrito para sostenerse.

“El hospital no se mantiene solo y requiere que sus acreedores paguen por los servicios prestados. A la fecha el Distrito de Santa Marta nos adeuda por concepto de servicios de salud prestados a la población pobre, vulnerable y migrante la suma de $13 millones 638 mil 149″, precisó Oscar Gálvez.

También podría gustarte