“Lo más preocupante son las lesiones oculares, hay 33 casos”: Claudia López

Este miércoles, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, entregó a la representante de la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada para los derechos humanos de las Naciones Unidas, Juliette de Rivero, el informe de violaciones y vulneraciones a los Derechos Humanos en el marco del Paro Nacional.

En este encuentro también aprovechó para pedir perdón por las violaciones de derechos humanos ocurridas en la capital durante las protestas y anunciar la creación de una relatoría en Bogotá con el apoyo de la alta comisionada y una plataforma virtual en la que los jóvenes podrán debatir sus propuestas.

Por su parte, la Alta Comisionada para los derechos humanos de las Naciones Unidas dijo que nada justifica el uso de la violencia, porque genera “pérdidas, muertes, dolor, generan confusión y también desesperanza y vulneran los derechos humanos”. Reitero que el uso de la fuerza por parte del Estado debe ser la última opción.

En relación con el informe que fue entregado a la ONU, la alcaldesa dijo que está en investigación la muerte de dos jóvenes presuntamente en medio de las 775 protestas que se han llevado a cabo en la ciudad desde el pasado 28 de abril. De ellas, 78 han sido bloqueos.

Dijo que las cosas han mejorado considerablemente, pero que siguen pasando cosas inadmisibles. “La más preocupante son las lesiones oculares de jóvenes de Bogotá”, dijo.

Agregó que en Bogotá han sido más los policías que los civiles heridos, pues hay 380 uniformados heridos de los cuales 17 están en estado grave, mientras que los civiles son 361, cinco de ellos en grave estado de salud.

También dijo que la mayoría de denuncias por abuso de autoridad se han concentrado en el Portal Américas, la Plaza de Bolívar, el Portal 80 y la Autopista Sur.

En Bogotá se han presentado 161 intervenciones del ESMAD, que son en las que más denuncias por abuso de autoridad o violación de derechos humanos se han reportado. “Han detenido arbitrariamente a jóvenes, los han golpeado, no los han trasladado a la URI, los llevan a estaciones, no han seguido los protocolos”, señaló.

La alcaldesa también reveló que en Bogotá se han presentado intentos de homicidio contra varios policías, como en el CAI la Aurora donde 14 policías intentaron ser quemados vivos.

Por último agregó que 14 CAI fueron incendiados y 26 vandalizados.

La alcaldesa también reveló que el exdefensor del Pueblo de Colombia, Carlos Negret, será el encargado de actuar como relator de un informe sobre las violaciones a derechos humanos que ocurrieron tanto en el marco de las protestas del 9 y 10 de septiembre de 2020, como de las que se desarrollan actualmente.

“Que no solamente nos diga qué pasó en septiembre del año pasado y que ha ocurrido en el marco de este paro nacional, sino que además en conjunto con la oficina de la Alta Comisionada nos den recomendaciones de qué medidas adicionales podemos tomar, para sancionar y prevenir lo que haya ocurrido”, dijo.

La alcaldesa agregó que “reconocer la gravedad de lo que ha ocurrido, tener el propósito personal e institucional de que se establezca la verdad, de que se sancione a los responsables, de que se prevengan violaciones de derechos humanos es lo primero que debemos hacer para construir puentes de confianza, que nos permitan tener un diálogo y concertación para superar esta crisis”.

También pidió perdón a los jóvenes, manifestantes y sus familias que han sido agredidos porque, según ella: “ofrecerles perdón es reconocer la gravedad de lo que ha ocurrido, ofrecer perdón desde la institucionalidad, no envilece por el contrario engrandece”.

Agregó que a partir de hoy varias universidades del país en coordinación con otras entidades han empezado: “una plataforma presencial y virtual de diálogo con la juventud de Bogotá”.

Bogotá (Colprensa).

También podría gustarte