Interventor de hospital tendría que pagar 5 mil millones

Una suma cercana a los 5 mil millones de pesos tendría que pagar de su bolsillo el interventor del hospital San Jerónimo de Montería, Rubén Trejos, en caso de ser hallado responsable de un detrimento señalado por la Contraloría de Córdoba, tras un proceso de auditoría.

Así lo indicó el contralor Omar Lozano, quien señaló que se revisaron 117 contratos, correspondientes a los años 2019-2020 y se encontraron 51 hallazgos de tipo administrativo, con presunta connotación disciplinaria y presunta incidencia fiscal por la suma de 5 mil 090 millones de pesos.

Explicó el funcionario que los hallazgos fueron trasladados a la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría y se encuentran en curso en la oficina de responsabilidad fiscal, respetando el debido proceso.

También negó que la Contraloría General de la Nación hubiera desvirtuado el 87 % de los hallazgos encontrados por el ente en Córdoba, aduciendo que ellos auditaron solo 17 contratos por valor de 4.772 millones de pesos y ninguno de ellos forma parte de los 117 que revisaron los auditores de Córdoba, de los cuales 85 fueron de 2019, 11 de 2020 y 21 fueron de contratos suscritos por el COVID-19.

«Es cierto que el señor Trejos denunció a la entidad en la Procuraduría y en la Auditoría General de la Nación, por presuntas irregularidades en la ejecución de la auditoría, pero en ambos se ordenó la terminación del proceso disciplinario y el archivo respecto de la conducta investigada, luego de verificar que la Contraloría de Córdoba, había realizado la auditoría conforme a los procedimientos establecidos en la ley», puntualizó el contralor.

También podría gustarte