Gobierno acepta visita de la CIDH bajo condiciones

A través de una carta la Canciller, Marta Lucía Ramírez, le pidió a la Secretaria Ejecutiva Interina de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, María Claudia Pulido que la visita de ese organismo solo se haga luego de la audiencia privada en la que la comisión recibirá a los organismos de control. A su turno el organismo había anunciado al gobierno que con o sin audiencia iba a realizar su visita. 

 “Le hago la siguiente propuesta: realizar la audiencia privada el 7 de junio en Bogotá para que la Comisión reciba de la Fiscalía, Procuraduría y Defensoría, los insumos relacionados con los hechos sucedidos a partir del 28 de abril y las acciones realizadas por cada entidad. Dicha audiencia privada tendría 3 sesiones independientes en la sede de cada entidad en el curso del mismo día, con lo cual reiteramos la disposición a la cooperación y al diálogo, porque estamos totalmente convencidos del trabajo de nuestra institucionalidad que da legitimidad a la democracia colombiana, como ustedes saben, la más antigua de la región, a partir del respeto a la Constitución Política de Colombia, la cual consagra los derechos y libertades de toda persona así como las garantías para su salvaguarda; y el deber irrestricto del Estado de respetar irrestrictamente los Derechos Humanos y la guarda de la democracia”, sostiene la carta.

Así mismo, indica que “en relación a la visita de trabajo solicitada por la Honorable Comisión, reitero, como les manifesté en la reunión que sostuvimos de manera presencial, que comprendemos y compartimos la necesidad del rol de la CIDH y reconocemos y valoramos el trabajo que adelantan, de tal forma que tenemos plena disposición para que la visita comience a partir del día martes 8 de junio e 2021, teniendo en cuenta que la audiencia pública de Derechos Humanos convocada por ustedes para el 29 de junio, ya no se va a realizar en el corto plazo. En ese orden de ideas, estamos de acuerdo en que se anticipe la visita”.

Por otro lado la canciller propone una agenda específica para la visita, que comenzaría con la audiencia privada con los organismos de control además de una presentación del Estado colombiano, en la que expondría, brevemente, “la información entregada en la audiencia privada y en la que participarán otras entidades del Gobierno que presentarán sus informes relacionados con los hechos sufridos por Colombia desde el 28 de abril de 2021”.

Además el gobierno solicita que haya un ‘protocolo y formato de visita’ “a fin de sugerir que la visita comprenda mínimo cuatro días, de modo tal que tengan el tiempo suficiente para visitar las ciudades de Cali, Tuluá y Popayán, dado que son casos emblemáticos de grave afectación a los derechos humanos a la salud, alimentación, trabajo, movilidad, desarrollo económico, la vivienda y saneamiento básico, así como el ataque al poder judicial, con proporciones similares a las que tuvo la toma del Palacio de Justicia en el año 1985. Dichas visitas son fundamentales para que ustedes tengan la oportunidad de escuchar a las autoridades locales — Alcaldes y Gobernadores-, así como diferentes sectores de la sociedad civil de esas 3 ciudades”.

En la visita según el gobierno la CIDH también debería hablar con “víctimas civiles de los bloqueos y del vandalismo, incluyendo civiles Miembros de la Fuerza Pública y las familias de los fallecidos. (y) Igualmente se solicita agendar un espacio con la Comisión Nacional de Garantías de la Protesta Pacífica creada por Decreto 003 de 2021”.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte