Ministro desautoriza documento firmado con el Comité de Paro

Luego de las críticas formuladas por el exvicepresidente Germán Vargas LLeras y el expresidente Álvaro Uribe, el ministro del Interior, Daniel Palacios, desautorizó el acuerdo que firmaron dos ministros con el Comité de Paro para permitir corredores humanitarios para permitir el paso de la carga llegada a Buenaventura.

“Aquí no se puede ceder ni un centímetro de la autoridad legítima del Estado”, manifestó.

Señaló que los viceministros buscaron un acuerdo para sacar cerca de 500 camiones que quedaron represados durante el fin de semana, pero reconoció que hubo errores de redacción en el documento que dieron lugar a malas interpretaciones.

“Yo creo que en ese ejercicio de buena fe hay extralimitaciones y palabras no autorizadas por el gobierno y que generan confusión. En el acuerdo dice que toda inspección debe hacerse por la policía pero hay unas palabras que se han utilizado en ese acuerdo que no podemos estar en sintonía”, dijo en una entrevista radial.

El jefe de la cartera aclaró, en diálogo con Blu Radio que, “queda claro que las funciones de la fuerza pública no quedan ni usurpadas ni entregadas, queda claro que la inspección la hace la policía que los acompañamientos a las caravanas que escoltan los productos es a través de la fuerza pública, pero interpretar que una especie de veeduría ciudadana genere una especie de usurpación de las funciones de inspección de la policía es una interpretación con la que no estamos de acuerdo, aquí hay un entendimiento para lograr el flujo de la carga que debe salir para que haya la menos confrontación posible”.

Además, sostuvo que a los miembros del Comité de Paro no les puede estar autorizado inspeccionar la carga, porque esa es una función exclusiva de la Policía.

Según Palacios “lo primero que hay que decir es que la posición del presidente de la República que ha sido expuesta por los miembros del equipo es muy clara: no existe negociación mientras se mantengan los bloqueos que afectan a millones de colombianos, en ese ejercicio de levantar bloqueos el gobierno ha adelantado dos estrategias: agotar el diálogo con las comunidades para que levanten; donde la mediación se levante la Fuerza Pública tiene que actuar. Hemos tenido más de 260 bloqueos y en este momento se presentan 60 concentrados en el Hulia, Valle del Cauca y Cauca”.

Desde la noche del jueves, cuando se reveló el acuerdo, el expresidente de la República, Álvaro Uribe y el exvicepresidente Germán Vargas, cuestionaron fuertemente al gobierno por renunciar a la autorizar del Estado y entregársela a los manifestantes.

En las últimas horas el gobierno pactó con los promotores del paro en el puerto vallecaucano que se haga un seguimiento por parte de una veeduría a la carga que va saliendo desde allí, lo cual, en concepto de los dos dirigentes, es una equivocación.

El jefe del Centro Democrático expresidente Álvaro Uribe, consideró el mismo como una forma de sustituir la institucionalidad, en su cuenta de Twitter indicó que: “Sustitución de la autoridad legítima: El Paro de Buenaventura da permiso y define cuántos camiones pueden entrar y salir, los días y los productos autorizados. Se pierde la autoridad, se pierde el Estado y avanza el camino de más anarquía y de más violencia”.

Por su parte el exvicepresidente y jefe de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, sostuvo que “con la firma del acuerdo con el Comité Distrital del Paro de Buenaventura, el Gobierno ha entregado el control y la soberanía sobre el territorio nacional”.

Para Vargas, el documento legaliza el bloqueo y tolera “el mal llamado ‘Corredor humanitario por la vida y la paz’, donde se podrá transitar en las horas y por las vías que ellos determinen…Quedan prohibidas las exportaciones y perdido cualquier asomo de autoridad”.

El documento para habilitar las vías fue firmado por el viceministro del Interior, Juan Pablo Díaz-Granados, quien negó que con la firma del mismo se haya cedido “un centímetro de institucionalidad” y precisó que no se no facultó “a particulares a inspeccionar carga en Buenaventura”.

En concreto los cuestionamientos de Uribe y Vargas son por el numeral 7, donde se especifica que “Se establecerá un mecanismo de veeduría de los vehículos que vayan a circular por el corredor por la vida y por la paz consistente en lo siguiente:

a. Inspección documental a cargo de la Policía Nacional respetando los sellos de garantía y seguridad a los tractocamiones con contenedores.

b. Inspección documental y ocular, a cargo de la PONAL, uno a uno de los tractocamiones carpados, encarrozados y volcó.

c. El punto de inspección documental y ocular, a cargo de la PONAL, ser La entrada del Bajo Calima, popularmente conocida como ‘entrada del Gallinero’.

La inspección documental y ocular ejercida por la PONAL será acompañada por máximo 10 delegados del Comité Distrital del Paro Nacional- Buenaventura, garantizando que estos realicen el registro fotográfico o fílmico del procedimiento. También se contará con la presencia del Ministerio Público como garante de dicho procedimiento”.

La postura de Vargas Lleras sorprendió porque es uno de los más recientes apoyos que ha logrado el presidente Iván Duque en medio de la crisis por la que pasa su gobierno, incluso por Cambio Radical fue que se logró que su ministro de Defensa, Diego Molano no fuera objeto de la moción de censura que tramitó en su contra la oposición.

Bogotá, (Colprensa).

También podría gustarte