Existe pesimismo frente a la recuperación económica

El director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística Dane, Juan Daniel Oviedo, habló con La FM sobre el indicador de confianza del consumidor (ICC), el cual sirve para medir las expectativas de los ciudadanos sobre las condiciones económicas que atraviesa el país y su disposición para gastar. 

 “Abril fue un mes en donde como consumidores empezamos a ver los efectos de las medidas de contención sanitaria asociados con el tercer pico de la pandemia. En ese contexto, el indicador del consumidor llegó a los niveles en que estuvo en junio de 2020. Eso demuestra un deterioro de la percepción de las familias frente a la recuperación económica”, aseguró Oviedo.

Para el funcionario las protestas aún no son grandes protagonistas en el índice de percepción de abril como sí podrán serlo en mayo. Según sus palabras el efecto tiene que ver más con las medidas de toques de queda, cuarentena y pico y cédula, entre otras. “Eso aún afecta la recuperación del comercio, el transporte, los restaurantes y el sector turístico”.

Además, dijo que el indicador de confianza del consumidor está condicionado por el mercado laboral y tiene un efecto directo sobre la capacidad de demanda y el consumo de los hogares. “Hay una participación cada vez más baja de hogares que creen que no pueden salir de vacaciones o adquirir productos de primera necesidad. Eso es procesado a través de una encuesta a empresarios”.

Finalmente, afirmó que el indicador de confianza es un activo fundamental para que la economía vuelva a tomar impulso con ayuda del consumo generado por las familias.

 “Solo el 18% de los hogares de las 23 principales ciudades del país cree que la situación económica de Colombia puede mejorar en un año, es decir, existe un pesimismo muy marcado que requiere ser atendido por medidas del Gobierno Nacional y otras dependencias”, concluyó.

COLPRENSA

También podría gustarte