“Ser madre es una bendición maravillosa”: Virna Johnson Salcedo

Por

MÓNICA

PIMIENTA M.

Dirigir a toda una ciudad como primera autoridad del Distrito es una enorme labor y ser madre a la vez, es una gran responsabilidad, y estas dos funciones las cumple muy bien la alcaldesa de Santa Marta, Virna Lizi Johnson Salcedo, quien es madre de una adolescente que ha sabido comprender las funciones que cumple por el beneficio de toda la ciudadanía samaria.

Su hija, Isabella Paredes Johnson, de 15 años, es el mayor regalo que ha recibido de Dios y su motor para seguir adelante cada día.

Además, el privilegio de ser madre, también lo comparte con Bechir, de 15 años, quien es hijo de su esposo Alfredo Habeych Decola.

Para la primera autoridad del Distrito, “ser madre es una bendición y algo maravilloso, que nos enseña e implica mucho amor, comprensión y acompañar a los hijos en cada una de sus etapas; contribuir en su formación con valores, criterios y ejemplos; incentivarlos a que desarrollen sus destrezas, talentos y capacidad de decisión; al mismo tiempo significa impulsarlos a que superen sus miedos, enfrenten las dificultades, logren sus propósitos de vida y puedan ser excelentes seres humanos, ciudadanos, profesionales y padres de familia”.

Para la alcaldesa Virna Johnson Salcedo, cada etapa vivida con su hija es una experiencia especial, “recuerdo mucho cuando Isa empezó a hablar y a caminar, cada momento nuevo y cada cosa que descubría los disfruté al máximo. Ahora, que es una adolescente, es muy importante para mi, conversar mucho con ella y escucharla acerca de inquietudes propias de su edad”.

Manifiesta que la situación actual nos enfrenta a diversas circunstancias, momentos difíciles y cambios a los que nos toca adaptarnos; sin embargo, es una época para mostrar el amor, dedicación, esfuerzo, coraje, valentía y respeto a nuestros hijos y familiares.

“He seguido el ejemplo de mis padres, en especial de mi mamá, quien me ha acompañado en cada sueño, ha sido una mujer dedicada a sus hijos, honesta, esforzada, trabajadora, noble y generosa. Como madres y mujeres tenemos la responsabilidad de contribuir con el desarrollo de una sociedad más equitativa; formar hijos fuertes, soñadores y líderes; proteger sus entornos y ampliar sus oportunidades”, afirmó.

¿Cómo ha sorteado el tema de la pandemia con sus hijos?

“Aprovecho cada oportunidad que pueda estar con Isa, Bechir y mi esposo Alfredo; organizamos las cosas para compartir tiempo juntos y vivir momentos que nos fortalezcan. Siempre tratamos de compartir algún espacio del día, ya sea en la mañana, o el almuerzo o la cena; es importante no perder esos espacios.  Esta situación inesperada, amerita mucho diálogo, comprensión y unidad familiar para que salgamos adelante”.

¿Qué le gusta compartir más con su hija?

“Me encantan los espacios en los cuales comparto con Isa y mi mamá (Miladys Salcedo), son tres perspectivas distintas de la vida, con sueños, anhelos, y experiencias diferentes, me gusta mucho cuando mi mamá le cuenta a Isa cosas y anécdotas de su vida. También disfruto visitando algunos sitios naturales, ir al mar o algún lugar donde podamos compartir con tranquilidad”.

¿Cómo viene trabajando la Administración Distrital por las madres cabezas de hogar?

“Este Gobierno impulsa el liderazgo, la participación, la formación, la protección, la atención de las mujeres y la familia, por ello, tenemos las Escuelas de Formación de Mujeres, que implementamos a través de la Secretaría de la Mujer. Realizamos un acompañamiento permanente para la prevención y atención a la violencia de género, revisando las situaciones que las afectan y activando la ruta institucional para su atención integral. Vinculamos laboralmente a las mujeres en varios proyectos y obras de infraestructura que se desarrollan en el Distrito, ofreciendo empleos con enfoque de género en la ciudad. También tenemos el programa “Madres Líderes al Barrio’, es una estrategia de interacción con las madres, mediante el cual las empoderamos, les ofrecemos capacitaciones, talleres de convivencia, espacios de esparcimiento, y las vinculamos a los diferentes programas y proyectos del Distrito”.

¿Cuál es su consejo a las madres samarias?

“Las mujeres tenemos en nuestras manos las herramientas para formar a nuestros hijos, cambiar nuestros entornos, transformar nuestras vidas y las de las personas con las que compartimos. Es muy importante demostrarles nuestro amor, hablar con ellos, escucharlos, entenderlos y orientarlos, ellos son el presente y el futuro de la sociedad y tenemos la posibilidad de contribuir en su formación. Les aconsejo a las madres que enseñen con el ejemplo, mantengan el liderazgo, crean en ellas mismas, sigan superándose, trabajando por sus sueños y que estén seguras que son el eje de sus familias. Toda mi gratitud a las madres samarias por su amor y valentía”.

¿Cómo ha venido celebrando usted el Mes de las Madres?

“Antes nos reuníamos donde mi mamá o salíamos a algún sitio a cenar, pero con esta pandemia nos tocó adaptarnos a la virtualidad, aun cuando mi mamá ya está vacunada seguimos teniendo cuidado y toca aprovechar la tecnología y las herramientas para comunicarnos. Siempre extrañamos esos momentos, pero hay que concientizarnos que debemos cuidar a nuestras madres y adultos mayores, por el riesgo al que se exponen con este virus. Además, cuidándonos nosotros, ayudamos a que ellos estén menos expuestos. También celebro con mi hija y mi esposo, compartiendo momentos juntos y ellos me complacen con cosas que saben que me gustan”.

También podría gustarte