“Tener 2 hijos, es mi sueño hecho realidad”: Tatiana Gutiérrez Caballero

El Día de las Madres es una fecha muy especial en Colombia y a pesar de las circunstancias que actualmente estamos viviendo por la pandemia y la crisis social, no ha pasado desapercibida, aunque su celebración fue aplazada para este 30 de mayo por orden presidencial.

En Colombia esta celebración se remonta al suceso que honra la aparición de la Virgen de Fátima, que ocurrió el 13 de mayo de 1917 en Portugal, razón por la que asocian este evento religioso a las madres.

En 1925, el presidente de la época, Pedro Nel Ospina hizo oficial la fecha y el 5 de mayo de 1926 firmó el documento que establecía la celebración del ‘Día de la Madre’ el segundo domingo de mayo y tenía apartados como la importancia del ‘reconocimiento y los deberes que tienen los hijos con sus madres’.

La empresaria Tatiana Gutiérrez Caballero casada con José Vives Pinedo se encuentra orgullosa de la familia que ha conformado, al traer al mundo con la bendición de Dios a  Carlos José y Simón, quienes tienen  13 y  9 años respectivamente.

Para ‘Taty’ como le dicen por cariño sus familiares y amigos, “ser madre es un sentimiento único. Es el verdadero significado del amor más puro e infinito.  Desde el momento que sabes que tienes un ser en el vientre, te cambia la vida para siempre, de la manera más inexplicable y maravillosa. Ser madre es la mayor bendición que he recibido, para mí, es mi sueño hecho realidad. Desde que era una niña, siempre soñaba con ser madre, y Dios me bendijo con dos hijos maravillosos, que son la respuesta de nuestro Padre Celestial a mis oraciones”.

Para ella, Carlos José y Simón son más de lo que soñó. Ahora sueña con compartir y disfrutar con ellos cada momento de sus vidas, con verlos crecer felices y acompañarlos a cumplir cada una se de sus metas y objetivos, y estar ahí siempre para ellos, lo cual considera una gran bendición.

También se proyecta como una ‘súper abuela’: “Y aunque todavía es muy temprano para eso, también sueño con ser abuela, disfrutar mis nietos lo máximo y ser la mejor abuela del mundo como lo es mi mamá”.

Tatiana Gutiérrez Caballero tiene muy claro cual es el rol de  las madres en la sociedad y todo gira en  la responsabilidad de darles las herramientas necesarias y educar con valores a los hijos para entregar a la sociedad personas felices, de bien, honestas, honradas, trabajadoras, piadosas, “que tengan a Dios en su corazón, enseñándoles a ser independientes y responsables, transmitiéndoles siempre amor y respeto para que sea precisamente eso lo que ellos también transmitan a la sociedad”.

Cuando habla de sus dos ‘retoños’ sus ojos le brillan y expresa una amplia sonrisa, destacando que sus hijos son un gran apoyo.

“Quiero comentar que me sorprendió el comportamiento de  mis hijos cuando pasamos por el momento más duro de nuestras vidas, la perdida de mi papá. Me sorprendió la madurez con la que afrontaron esa situación tratando de demostrarme a mí una fortaleza que no tenían para que yo no sufriera y estuviera triste. No me dejaron sola ni un segundo, a pesar de ser tan pequeños y de ser la primera perdida de un ser querido tan cercano en sus vidas como lo fue su abuelo, fueron mi pilar y mi fuerza”, expresó al recordar esta dura prueba familiar.

Y cuando se refiere a su mamá, no duda en expresar que quisiera copiar muchas cosas de ella. “Así como Dios me bendijo con unos hijos maravillosos, escogió para mí también la mejor madre del mundo, no me alcanzará la vida para expresarle mi cariño y gratitud hacia ella. Mi mamá siempre ha sido una madre que está ahí al 100% para nosotros, que entrega todo sin esperar nada a  cambio. Su mayor felicidad es compartir con sus hijos y nietos y su mayor deseo es mantenernos siempre unidos, así quiero ser. Una costumbre que me gustaría copiar, es su almuerzo todos los sábados en familia, siempre se esmera por sorprendernos con una comida deliciosa y una mesa exquisita, pero lo más importante es que es el momento perfecto para compartir juntos toda la familia”.

Cuándo se le preguntó cómo proyecta celebrar el Día de las Madres, precisó: “bueno este año, con el cambio de fecha ha sido un poco diferente, y además yo tengo un negocio de postres y es un mes de trabajo y bendición,  pero de todos modos, lo más importante, es agradeciendo a Dios cada día y compartiendo juntos en familia cada vez que tenemos oportunidad, esa  es mi mayor felicidad como madre e hija a la vez”.

Y a aquellas mujeres que dudan sobre tener hijos, Tatiana Gutiérrez Caballero, les dice que no saben de lo que se pierden, “ser madre es un sentimiento único e inexplicable, es tener una razón de ser y de existir para el resto de la vida. Es la responsabilidad más bella y gratificante, no hay nada en el mundo que se le compare. Dios nos bendijo con ser mujeres dadoras de vida y considero que ninguna debería perderse la oportunidad de experimentar esa hermosa y maravillosa bendición”.

También podría gustarte