La vía Salamina-El Piñón, la prueba del olvido en que está el Magdalena

La enorme deuda social que tiene el Estado colombiano para con el Magdalena es enorme. Un inventario de necesidades daría para que la gente de este departamento viviera en ´paro´ permanente. Pero la pasividad e indiferencia primero de su clase política, luego de su clase dirigencial y gremial, y luego las mismas comunidades, han permitido que por años tengamos el retraso que observamos de toda índole.

Luego de atender la audiencia especial de seguimiento al cumplimiento de las medidas cautelares ordenadas en el marco de la acción popular que se adelanta para la protección de los derechos colectivos a la seguridad y salubridad pública y la defensa del patrimonio público de los residentes en los municipios de Salamina y El Piñón, las entidades del estado, trabajan en salvar al departamento de la erosión que devastaría a esos municipios del Magdalena.

Ante el Tribunal Administrativo del Magdalena, el gobierno nacional, a través de las entidades involucradas y junto a la Sociedad Colombiana de Ingenieros, presentaron las acciones implementadas.

En el desarrollo de la audiencia, la Magistrada María Victoria Quiñones solicitó a la Sociedad Colombiana de Ingenieros pronunciarse en relación con las conclusiones del concepto técnico de alto nivel. El ingeniero Germán Pardo Albarracín, presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, se refirió a las cuatro opciones para dar solución a la problemática de la vía generada por la erosión, las recomendaciones de dragado controlado e inducido sobre la isla Tamarindo, además de la protección de la orilla con el fin de evitar la pérdida continua de tierra para mitigar la posibilidad de inundaciones por nivelación de cotas, identificando un presupuesto inversión general en etapa de prefactibilidad de aproximadamente 89.643 millones de pesos.

En su disertación  el  presidente de la SCI, Germán Pardo, señaló que “el Concepto Técnico emitido, ha sido debidamente socializado con las entidades territoriales: municipios de área de influencia, representantes de las comunidades y gobernación del Magdalena, con la participación de las entidades del orden nacional responsables e involucradas, usando, en todas las reuniones y socializaciones, un lenguaje sencillo de fácil comprensión por parte de la comunidad acerca de las soluciones propuestas”

Por su parte el Ministerio de Hacienda y Crédito Público indicó que para esta solución integral se dispondrán los recursos, de acuerdo con la solicitud que presentará el sector transporte.

A su vez, Invías y Cormagdalena se encuentran gestionando junto con las Universidades de Magdalena y Cartagena la realización de los estudios y diseños a fase 3 y así iniciar a intervención integral de orilla, río y vía.

Pedro Pablo Jurado, director de la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena,  confirmó la voluntad que tiene el Gobierno Nacional de financiar y realizar obras de carácter permanente que permitan la mitigación del riesgo erosivo en Salamina.

 “En las intervenciones de la Sociedad Colombiana de Ingenieros y el Ministerio de Hacienda se ratificó no solo la pertinencia de los diseños que hoy están contratados con la universidad del Magdalena sino la voluntad del Gobierno nacional por financiar la completa ejecución de estas obras”, indicó el funcionario.

Igualmente señaló que en la reunión sostenida con el gobernador de Magdalena, Carlos Caicedo para socializar los avances del Plan Maestro, puntualizaron que por primera vez Salamina cuenta con la integración de conocimientos para ejecutar las obras desde el mayor rigor técnico en su estructuración.

LAS ACCIONES

Con respecto a las acciones propias del Instituto Nacional de Vías, referentes a garantizar la conectividad en la región, durante la audiencia, se precisó que se han atendido los sitios críticos en movilidad del corredor alterno y la adjudicación de los contratos de obra e interventoría por 1.100 millones para adelantar las labores para su mejoramiento y mantenimiento. En ellas se incluyen la pavimentación en concreto de la carrera 13, entre calles cuarta  y quinta, del municipio de Salamina, obras de arte, la conformación de calzada, la extensión y compactación de afirmado y el mejoramiento de curvas y señalización.

Dichas obras mejorarán el nivel de servicio de este carreteable que se conectó mediante el uso de caminos veredales y el cual será, en un alto porcentaje, parte del nuevo trazado viabilizado por el estudio realizado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

Las obras en la vía alterna empezarán en el mes de junio y para garantizar una transitabilidad segura se mantiene el apoyo y soporte de la administración vial y de la cooperativa de mantenimiento rutinario. Así, el Gobierno Nacional, a través del Invías, ratifica su compromiso con el departamento de Magdalena.

Con el objetivo de mantener una comunicación directa con la comunidad, se continuarán realizando las mesas técnicas de socialización con las comunidades, veedurías y autoridades locales y departamentales, para exponer los avances de las acciones definitivas del Gobierno Nacional. Igualmente, el Tribunal Administrativo de Magdalena programó para el 30 de junio la audiencia especial de pacto de cumplimiento en la que se  presentará el Plan Maestro y se buscará la concertación de compromisos para garantizar la protección de derechos e intereses colectivos.

LA ADJUDICACIÓN

Hace poco se confirmó que Invías, que se adjudicaron las obras de mejoramiento y mantenimiento de la vía alterna del corredor que conecta a estos dos municipios.

 “Una de las premisas del sector transporte es trabajar para que todas las regiones del país cuenten con una infraestructura moderna, segura y eficiente que garantice la conectividad de sus localidades. Desde un primer momento el Invías dispuso de toda su capacidad técnica y operativa para atender la emergencia en esta vía y así hoy podemos dar la buena noticia al país de que adjudicamos las obras de mejoramiento y mantenimiento en la vía alterna Palmarito – Colegio, la cual tendrá una inversión superior a los $840 millones”, afirmó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez.

La vía Salamina – El Piñón se ha visto afectada por la socavación del río Magdalena, que ocasionó la pérdida de la banca a la altura del kilómetro 99. Ante este panorama, el Invías habilitó el corredor alterno desde el sector de Palmarito, en el kilómetro 97+900, hasta el colegio de Salamina. En esta ruta alterna se han adelantado obras de conformación de calzada e instalación y extensión de terraplén.

A estas actividades se suma ahora el contrato de mejoramiento y mantenimiento, adjudicado a la compañía Jairo Socarrás tras un proceso enmarcado en la transparencia en el que el Invías recibió 8 propuestas económicas para la realización de las obras y 104 para el concurso de méritos de interventoría.

El director técnico de la Entidad, Guillermo Toro Acuña, afirmó: “Gracias a este nuevo contrato damos un impulso a todas aquellas obras que hemos venido ejecutando para mejorar el tránsito por este corredor alterno. Además, producto de un trabajo mancomunado liderado por el Ministerio de Transporte en el que participan el Invías, Cormagdalena, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y la Sociedad Colombiana de Ingenieros, buscamos y analizamos una solución definitiva para superar esta problemática. Con estas acciones atendemos las necesidades de las comunidades y les ofrecemos soluciones duraderas que permiten impulsar la conectividad y bienestar en la región”.

En marzo pasado la Sociedad Colombiana de Ingenieros entregó un estudio en el que se presentaron cuatro opciones para dar solución a la problemática generada por la erosión. La alternativa escogida busca separar la vía de la orilla del río Magdalena cerca de un kilómetro y conectarla de nuevo en la zona del ferri.

Después de recibido este informe, bajo la coordinación de Cormagdalena se ha adelantado la respectiva socialización con habitantes y entidades involucradas en las acciones para atender la problemática. Entre estos se encuentran representantes de las comunidades de Salamina, El Piñón, Pivijay, Remolino y Pedraza.

Con estas acciones, el Gobierno nacional reafirma su objetivo de trabajar en equipo para impulsar el desarrollo y bienestar de las comunidades del Magdalena y estructurar y desarrollar proyectos que ayuden a asentar la equidad y paz con legalidad.

También podría gustarte