#ENVIDEO: Se mató Comandante de la base Antinarcóticos de Santa Marta

El siniestro aéreo ocurrió en Cantagallo (Bolívar).  

El comandante de la Base de la Policía Antinarcóticos con sede en Santa Marta, Mayor Édison Garay Valencia, de 39 años, nacido en Angostura (Antioquia), perdió ayer la vida en el accidente que tuvo el helicóptero en el que viajaba junto a otros cuatro miembros más de la institución.

El oficial llevaba 16 años de servicio en la Policía y era el comandante de la Compañía Antinarcóticos Jungla de Santa Marta, desde donde venía realizando importantes operativos que estaban golpeando duramente a las estructuras del narcotráfico en la región.

Según la información oficial de la Policía del Magdalena, la nave siniestrada corresponde a un helicóptero artillado del tipo UH-1H de matrícula HUEY-0741, que se precipitó  a tierra en la vereda Patico Alto, zona rural del municipio de Cantagallo.

Luego de que la zona fuera asegurada por tropas del Ejército y la Policía del Magdalena y Bolívar fue desplazado al lugar del siniestro un grupo de miembros del Cuerpo de Bomberos de Barrancabermeja para el rescate de los cuerpos, labor que ayer mismo se cumplió.

En la zona delinquen el frente ‘Édgar Amílkar Grimaldos Barón’ del Eln, liderado por alias ‘Sebastián’ o ‘Andrés’, pero las autoridades descartaron en principio que la aeronave haya sido atacada, pues se cree que habría caído ´producto de una falla mecánica.

 “El helicóptero transportaba unidades adscritas a la Dirección de Antinarcóticos (DIRAN) del departamento del Magdalena”, de acuerdo con un comunicado de esa institución.

 “La Policía Nacional expresa sus más sentidas condolencias a los familiares de nuestros policías de la patria, que partieron mientras cumplían con su deber de prestar seguridad a todos los colombianos, y las acompaña en este doloroso momento”, agrega el comunicado.

Ayer mismo se trasladó al departamento del Magdalena el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, para coordinar el inicio de las investigaciones en las que participará la Aeronáutica Civil con sus técnicos.

INVESTIGACIÓN  

La Dirección de la Policía Antinarcóticos inició la investigación para determinar las causas que originaron el accidente de un helicóptero artillado que se precipitó a tierra, al parecer por fallas mecánicas en zona rural de Cantagallo, sur de Bolívar, y que dejó cinco militares muertos.

La tragedia se registró a las 9:15 a.m. de ayer domingo en la vereda Patico Alto, ubicada a 15 kilómetros de Cantagallo, y aunque en la zona operan grupos armados ilegales, el alcalde local Ricardo Sarmiento, aseguró que no hubo ataque contra la aeronave sino que se habría tratado de un accidente en el que perecieron los cinco tripulantes.

El propio presidente Iván Duque escribió en su cuenta oficial de Twitter: “Lamentamos profundamente el fallecimiento de cinco héroes de nuestra Policía Colombia, adscritos a Policía Antinarcóticos, en el accidente del helicóptero registrado en el municipio de Cantagallo, sur de Bolívar, en hechos que son materia de investigación”.

En otro trino agregó: “La zona del siniestro ya se encuentra asegurada por miembros de la Policía Colombia de Cantagallo, sur de Bolívar, y tropas del Ejército, para las labores de rescate. Toda la solidaridad con las familias de nuestros héroes que siempre dieron todo por la patria”.

Las víctimas del siniestro fueron identificadas como:

– Mayor Édison Garay Valencia, de 39 años, nacido en Angostura (Antioquia), llevaba 16 años de servicio en la Policía y era el comandante de la Compañía Antinarcóticos Jungla de Santa Marta.

– Mayor Maximino Azuero García, piloto bogotano de 36 años de edad, con 15 años de servicio en la Policía, y hacía parte de la Compañía Antinarcóticos de Aviación Guaymaral. Era padre de dos hijos.

– Teniente Luis Enrique Fernández Rincón, oriundo de Gramalote (Norte de Santander), tenía 28 años de edad y 11 en la Policía, y se desempeñaba como copiloto de la Compañía Antinarcóticos de Aviación Guaymaral.

– Intendente Jheyson Andrés Franco Osorio, de 32 años, nacido en Pácora (Caldas), y con 14 años en la Policía. Era técnico de mantenimiento de aeronaves y hacía parte de la Compañía Antinarcóticos de Aviación Guaymaral.

– Patrullero Edwin Jovanny Arcos Solarte, natural de Mocoa (Putumayo), tenía 30 años de edad y llevaba más de 11 años en la institución. Laboraba como artillero aeronáutico e integraba la Compañía Antinarcóticos de Aviación Guaymaral. Tenía esposa y una hija.

CUATRO OFICINAS DE REGISTRO HAN SIDO VANDALIZADAS EN COLOMBIA 

Luego de que este viernes algunos manifestantes quemaran la oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Pasto, Nariño, el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, rechazó estos hechos e hizo un balance de los daños que han sufrido algunas de estas entidades en el país.

“Es una noticia lamentable, triste y totalmente repudiable ¿Qué ganancia o reivindicación se logra atentando contra las instituciones que le prestan un servicio tan importante a la comunidad?”, fue el interrogante que planteó el Ministro de Justicia, frente a los hechos ocurridos en la ciudad de Pasto.

Añadió que así como se atento contra esta entidad, han sido vandalizadas a lo largo del último mes las oficinas de Registro de Ibagué, Cartago y Popayán, además de seis notarías en Medellín, Cali e Ipiales (Nariño).

Agregó que estos ataques demuestran la intención de “los grupos que infiltran las protestas, de sembrar el terror y desacreditar las instituciones”. Lo que se ve reflejado, según el ministro, en el ataque al Palacio de Justicia de Tuluá, y afectando la fe pública, buscando así“ instaurar el régimen del caos y la anarquía”.

Añadió que no se puede permitir que esto suceda y resaltó la labor de las instituciones para controlar la situación.

También podría gustarte