Comunidad se opone a relleno sanitario por violar la consulta previa

  La comunidad de Pijiño del Carmen, en la vereda conocida como El Tamaco, se encuentra preocupada por el avance del proyecto de construcción de un relleno sanitario en el área rural de la población. Aseguran que el proceso se viene surtiendo sin adelantar la consulta previa con los vecinos de este municipio ubicado al sur del Magdalena. 

Según manifiestan vecinos de El Tamaco, el predio Villa Narlys, fue adquirido por la empresa Bioger SA ESP, para la construcción de un relleno sanitario, lo grave es que no se ha surtido el debido proceso de consulta previa con los habitantes de la población, en particular con los moradores de predios adyacentes como El Tigre, El Arbolito, entre otros.

Valeria Arquez, vecina del municipio de Pijiño del Carmen, asegura que la empresa no ha consultado con la comunidad, además que construirá en un área cercana a la Ciénaga del Palmar, lo que podría generar un daño ambiental para la población.

 “Nosotros no queremos que se construya ese relleno en la zona, pero lo que más nos tiene inconformes es que no se le de participación a la comunidad que será la afectada con la obra”, dijo la natural de Pijiño.

Según la vecina del municipio, es que cuenta con un permiso de la Secretaría de Planeación municipal, pero la comunidad no ha sido partícipe de estas conversaciones: “de acuerdo al Esquema de Ordenamiento Territorial vigente en el Municipio de Pijiño del Carmen, Magdalena, el predio Villa Narlys, con No. de Matrícula 226- 56795 de la Oficina de Instrumentos Públicos de Plato Magdalena, con extensión de 42 Hectáreas para la actividad de Construcción y Operación de Relleno Sanitario Regional, se encuentra acorde con el uso del suelo rural y no se presenta uso prohibido o conflicto de uso del mismo”.

En un concepto emitido por Corpamag, se indicó que: “dentro del predio compuesto en el municipio de Pijiño del Carmen no existe ningún tipo de provisión general de carácter ambiental que haga inviable el desarrollo de un proyecto de relleno sanitario regional en el mismo”.

Sin embargo, la corporación recomendó: “que llegado el momento se construya un robusto estudio de impacto ambiental ajustar la normatividad vigente, que incluya entre otros componentes del entorno geográfico, las características bióticas y abióticas socioeconómicas, el análisis comparativo de efectos y riesgos inherentes a la obra o actividad; así como las posibles soluciones y medidas de control y mitigación para cada una de las fases del proyecto lo anterior con el fin de optimizar y relacionar el uso de recursos y evitar o minimizar los riesgos efectos o impactos negativos que puedan generarse”.

También podría gustarte