Solo el diálogo puede resolver las demandas de los diferentes grupos

La Alta Comisionada Michelle Bachellet, destacó que solo el diálogo puede resolver las demandas de los diferentes grupos, tanto los que participan en las manifestaciones como los que se oponen a las protestas 

La alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachellet, manifestó su profunda preocupación por los acontecimientos ocurridos el pasado viernes 28 de mayo en la ciudad de Cali, donde murieron 14 personas y 98 más resultaron heridas.

 “Estos hechos son aún más preocupantes dados los avances que se habían logrado para resolver, a través del diálogo, el malestar social, tras el inicio de un paro nacional contra varias políticas sociales y económicas del Gobierno”, señaló la Alta Comisionada.

La preocupación crece cuando se habla de individuos armados, incluido el miembro del CTI de la Fiscalía que se encontraba fuera de servicio, quien habría disparado contra la multitud que se encontraba en las protestas en conmemoración a un año del paro nacional.

Según manifestó Naciones Unidas, la información que han recibido dan cuenta de situaciones similares  la ocurrida con el policía judicial, quien terminó muerto tras ser apaleado por la multitud, de individuos armados que habrían disparado contra manifestantes en presencia de agentes de la Policía.

 “Es esencial que todas las personas que presuntamente causaron lesiones o muerte, incluidos funcionarios del Estado, estén sujetas a investigaciones rápidas, efectivas, independientes, imparciales y transparentes, y que los responsables respondan ante la ley”, aseguró Bachellet.

La Alta Comisionada destacó que solo el diálogo puede resolver las demandas de los diferentes grupos, tanto los que participan en las manifestaciones como los que se oponen a las protestas y pidió que “se ponga fin a todas las formas de violencia, incluyendo el vandalismo”.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia también ha recibido información de, al menos, 30 personas que fueron detenidas el 28 de mayo.

 “Es necesario garantizar los derechos a un juicio justo y a las garantías procesales de los detenidos”, dijo Bachelet y reiteró la necesidad de aplicar todas las medidas necesarias, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos, para prevenir las desapariciones.

COLPRENSA

También podría gustarte