La OCDE calcula que PIB crecerá 7,6% este año y la demanda interna subirá 9,2%

Después de una caída histórica de 6,8% en el Producto Interno Bruto (PIB), la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) estima que, en 2021, la economía colombiana crecerá 7,6%. Esta cifra está por encima de la que proyectan el Banco de la República (4,6%) y el Ministerio de Hacienda (5%).

La reactivación económica estaría impulsada por la inversión y el consumo privado, el cual crecería 7,3% este año. Así mismo, la demanda interna final tendría un alza de 9,2%.

“El continuo apoyo fiscal a los hogares fortalecerá el repunte del consumo, y la considerable inversión en infraestructuras y la fuerte demanda en el sector de construcción de viviendas se traducirán en una mejora de los datos de inversión”, explicó la Ocde.

Aún así, la organización aseguró que las protestas y las restricciones a la movilidad que se han impuesto por la tercera ola de contagios de covid-19, retrasarían la recuperación hasta el segundo semestre del año.

“Cualquier medida de restricción, ocasionada tanto por el paro como por medidas de contención de la pandemia, tiene costos económicos y puede retrasar la reactivación, eso es un hecho”, explicó Carlos Sepúlveda, decano de economía de la Universidad del Rosario.

Otro riesgo para la recuperación es la incertidumbre fiscal. La Ocde explicó que si no se logra un consenso para fortalecer las finanzas públicas, podrían aumentar los costos de financiación de la Nación.

“Se ha apoyado la necesidad de encontrar unos ingresos adicionales, de ajustar lo que más se pueda el gasto público y, a partir de ahí, empezar a enviar mensajes de ajuste fiscal. De no hacerlo, creo que podemos vernos enfrentados a que otras firmas nos bajen la calificación”, dijo Sepúlveda.

De acuerdo con la Ocde, se debe hacer una nueva reforma que busque la sostenibilidad de las finanzas, así como genere un margen fiscal para expandir los programas de protección social y mejore la progresividad y la equidad del sistema tributario. Eso sí, se especificó que el ajuste fiscal debe ser gradual para proteger el ritmo de la reactivación.

También se resaltó la necesidad de hacer un paquete de reformas ambicioso para intensificar la creación de puestos de trabajo formales y para modernizar el sistema de pensiones.

Por el lado de la salud pública, la Ocde resaltó que, aunque la vacunación contra el covid-19 ha sido continua, el ritmo es inferior al de otros países de la región. Según la organización, avanzar en la inmunización es clave para la reactivación.

“Para lograr que la economía alcance un ritmo de crecimiento acelerado, también es importante que lleguemos a la inmunidad de rebaño. Sin embargo, por todo lo que ha sucedido, el programa de vacunación no ha sido el ideal, entonces mientras más nos demoremos en lograr esa inmunidad de rebaño, más nos vamos a tardar en reactivar la economía”, anotó Juan David Ballén, director de análisis y estrategia en Casa de Bolsa.

En cuanto a la balanza comercial, la entidad multilateral proyecta que las exportaciones crecerán a un ritmo de 13,8%, mientras que las importaciones lo harán a una tasa de 14,8%.

“La subida de los precios de las materias primas y la mejora de las perspectivas en los principales socios comerciales del país, estimularán la demanda externa y apoyarán la recuperación de las exportaciones”, explicó la organización.

Frente a la inflación, se estima que continúe por debajo de la meta del Banco de la República, llegando a 2,1% al cierre de 2021 y a 3% en 2022. Mientras que la organización prevé que el desempleo cierre el año en 13,9%.

Finalmente, dentro de las proyecciones que tiene la Ocde para la región, Colombia es el país que registraría mayor crecimiento del PIB en 2021, con 7,6%; seguido de Chile (6,7%); Argentina (6,1%); México (5%); Brasil (3,7%), y Costa Rica (2,5%).

/Colprensa

También podría gustarte