Sigue la corrupción en la Conmebol

Por Takito Cabeza

Ante todo le doy las gracias a los Directivos de HOY DIARIO DEL MAGDALENA por permitirme escribir esta columna que saldrá con alguna frecuencia en las páginas deportivas del periódico. El primer tema que escogí saltó como anillo al dedo. La corrupta Conmebol.

Sabido es que esta rectora del balompié en Sudamérica fue sacudida y aun permanece en ella las raíces de la corrupción. Varios expresidentes, algunos ya fallecidos, y otros todavía vivos, fueron enjuiciados por la justita de los Estados Unidos por corruptos. Hicieron transacciones por debajo de la mesa  para hacerse a millones de dólares dentro de la trama criminal conocida como ´Fifagate´.

Pues bien. Esa estela corrupta aun sigue en la Conmebol ahora dirigida por un payaso, el paraguayo Alejandro Domínguez, que siendo leal a sus antecesores viene ejerciendo las mismas prácticas que llevaron a la cárcel al poderoso Nicolás Leoz, Juan Ángel Napout, el ecuatoriano Luis Chiriboga Acosta, Carlos Alberto Chávez Landivar, Eugenio Figueredo, Rafael Esquivel y la perla, el colombiano Luis Bedoya Giraldo. Todos montaron un esquema de corrupción que enjuició la justicia norteamericana.

El payaso de Domínguez, quien llegó a la Presidencia de la Conmebol gracias a las influencias de su poderosa familia dueña de un equipo de fútbol y medios de comunicación en Paraguay, que no teniendo más juguetes que darle al niño vieron en la desprestigiada y corrupta Asociación, la oportunidad de ponerlo a hacer algo. Pero nada lo ha hecho bien. Dada la incapacidad de este personaje, lo único que hace es ir del timbo al tambo. Oliendo plata y quien sabe que otras cosas más.

Lo que hizo con la Organización de la actual versión de la Copa América es el fiel reflejo de la hecatombe que está viviendo el fútbol Sudamericano en manos de este inepto e incapaz. Ha ido con el sombrero de país en país viendo quien da más, hasta que encontró en la corrupta Federación Brasileña de Fútbol el compinche perfecto para realizar la cacareada Copa América.

Solo a este minusválido mental de Domínguez se le ocurre darle la sede al segundo país con mayor número de muertos a causa de la pandemia de Coronavirus, cuando la misma se le ha negado por circunstancias sanitarias países como Colombia y Argentina. Llevar a las selecciones de fútbol del continente a Brasil es un atentado a la salud de los jugadores y las delegaciones. La respuesta de las Federaciones que hacen parte de la Conmebol no debiera ser otra que la del rechazo a tal propuesta, pero dudamos que ello sea así, porque nuestras Federaciones son igualmente un nido de corruptos. Basta con mirar los escándalos de la nuestra.

Pero de verdad da tristeza que el balompié Suramericano se encuentre dirigido por este baludaque que buscando los dólares para llenar sus alforjas destroce la historia del fútbol continental. ¿Pero quién se atreve a ponerle la cascabel al gato, si todos están untados? ¡Qué horror! ¡Bandidos todos, empezando por el tal Alejandro Domínguez!

¡Hasta la próxima!

También podría gustarte