Mike, Frank y Danielle viven en el pasado y lo disfrutan

Desde los cuatro años de edad, la vida de Mike Wolf ha sido la chatarra, lo cual convertiría en su profesión, ganando la reputación de ser uno de los principales forrajeros de los Estados Unidos, viajando de costa a costa del país en busca de tesoros olvidados, del llamado oro oxidado, donde su mayor alegría es encontrar graneros deteriorados y patios descuidados, pero repleto de cosas, como minas de oro repletas de hallazgos raros e historias sensacionales.

Él, junto a Frank Fritz y Danielle Colby, son el equipo protagonista de ‘Cazadores de Tesoros’, uno de los programas estrella de History Channel que ya cumple diez años presentando la riqueza de las historias de los objetos que encuentran y los personajes quienes los han atesorado por años.

En esta década ya llegan a su temporada número 17 que ya presenta History Channel en América Latina los martes, jueves y domingos. Además, en el mes de julio presentarán el capítulo especial número 300.

En realidad, el programa tiene su nacimiento hace cerca de 18 años. Mike y Frank ya recorrían Estados Unidos en su camioneta, por lo que decidieron comprar una cámara de video y empezar a grabar sus hallazgos y las personas que iban conociendo mientras se metían a sus galpones en búsqueda de piezas únicas.

Desde las latas de aceite que ama coleccionar Frank, hasta las bicicletas o partes de motocicletas antiguas que siempre hacen brillar los ojos de Mike, es una forma alternativa de conocer un poco más de la historia.

“Una de las cosas más fabulosas de viajar y llegar a las casas de las personas, es conocerlas y conocer sus historias que es el gran valor agregado de los objetos”, comentó Frank Fritz.

Y Mike agregó: “el único motivo por el cual el programa se ha mantenido por tanto tiempo es porque se trata de todos nosotros, no es sólo para coleccionistas, porque si hubiera sido así, no hubiera durado tanto”.

Un formato que llegó a History Channel justo en el momento en que el canal se encontraba en pleno proceso de transformación de su contenido, en búsqueda de contar con formatos más entretenidos, sin que esto atentara contra con la misión de desarrollar temas históricos.

“El secreto para mantener el programa por diez años y 300 capítulos es hacerlo con amor, siempre estar para ayudarnos unos a los otros, sabemos que siempre contamos con los demás miembros, superando los problemas a través de soluciones creativas. También saber bién lo que ocurre en el mundo para mantener fresco el programa”, dijo Danielle Colby.

Para Mike Wolf, desde la niñez le encantó revolver la basura, intentando descubrir cosas, quizás un tesoro. “Camino al colegio a veces se burlaban o me atacaban, por lo que siempre buscaba caminos alternativos para llegar al colegio o la casa. Usualmente esos caminos estaban detrás de las casas donde dejaban la basura, por lo que me fascinaba saber lo que la gente tiraba. Mi madre era cabeza de hogar, mi padre nunca nos dio un dólar, por lo que encontraba en la basura cosas que jamás hubiéramos podido comprar”.

Cada uno de ellos tiene un gusto particular por los objetos que buscan y de sus propias colecciones, “nos encanta rodearnos de objetos antiguos, porque cuando eres coleccionista eres una persona que quiere revivir la historia una y otra vez”, continuó Mike Wolf.

En lo que sí coinciden es su gusto por los juguetes antiguos: “Cuentan la historia interna de las familias de Estados Unidos. Me gustan pero no tanto como a Frank, a mí me gustan también los textiles, objetos de cerámica y todo aquello que de una u otra manera nos lleva a revivir una vida pasada”, dijo Wolf.

Muchos de los fanáticos, durante los años, les han empezado a enviar todo tipo de objetos, desde los niños con cartas y dibujos, hasta pinturas, ropa y demás piezas que no suelen poner en venta y empieza hacer parte de la colección del programa.

“Nuestras dos tiendas se han convertido en destino turístico, las personas viajan a esas ciudades teniendo como prioridad poder visitar nuestras tiendas, por lo que nos sentimos bastante afortunados que esto suceda”, Danielle Coby.

No saben hasta cuándo seguirán haciendo el programa, pero si están seguros que quieren seguir en las rutas de Estados Unidos encontrándose con las historias, camino a encontrar el próximo tesoro.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte