Grupo de la Policía busca a los asesinos de ‘Alfonso’

De la mano de la Fiscalía General de la Nación, funcionarios de la Policía Judicial de la Metropolitana de Santa Marta permanecen investigando el reciente atentado sicarial perpetrado a manos de desconocidos la noche del domingo en sector de Gaira, donde fue asesinado el vigilante Alfonso Néstor Prieto Charris, a fin de determinar la realidad de la situación presentada e individualizar a los autores del crimen, datos que aún no se tienen claros. 

Así lo indicó un investigador judicial quien explicó que en conjunto con los entes judiciales permanecen investigando el hecho que generó zozobra en esta zona de la ciudad, “Tenemos todos los investigadores judiciales dispuestos a revisar puntualmente cada uno de los detalles de este homicidio y poder dar captura de manera ágil e inmediata a los actores criminales que generaron zozobra”, indicó el alto uniformado.

Los agentes policiales se trasladaron hasta el lugar de los hechos para adelantar un trabajo de campo y recopilar toda la información suficiente que les permita armar el rompecabezas, sin embargo, hasta el cierre de esta edición, la institución policial no tenía una hipótesis principal sobre el homicidio.

El hecho se registró a las 10:15 de la noche del día domingo, en el sector conocido como La Cangrejera, en Gaira, cuando la víctima mortal se encontraba departiendo en una vivienda con un grupo de amigos, entre esas Francy Colina Hurtado quien fue alcanzada por una bala.

Al lugar llegó un individuo a bordo de una motocicleta y luego de individualizar a sus objetivos, parqueó su automotor, descendió, desenfundó un arma de fuego y sin mediar palabras disparó en repetidas oportunidades contra los presentes.

Rápidamente, los heridos fueron auxiliados y llevados en un vehículo particular hasta la sala de urgencias del centro de salud de Gaira, donde debido a la gravedad de las heridas recibieron de forma inmediata remisión médica.

Pese a que Prieto Charris fue trasladado en una ambulancia hasta la clínica Avidanti, y sometido a una cirugía por los médicos especialistas, murió a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Por su parte, la mujer que alcanzó a ser impactada por un proyectil a la altura de una de sus extremidades superiores, permanece fuera de peligro y bajo estricto cuidado de los galenos en turno, mientras se recupera de la lesión.

Tras lo sucedido, los delincuentes se dieron a la fuga dejando a sus víctimas tendidas sobre el asfalto de la calle 5A con carrera 4, y en estos momentos continúan siendo buscados por unidades de la Policía Metropolitana que tratan de esclarecer el hecho de sangre.

También podría gustarte