Para combatir la informalidad se debe eliminar el 4 por 1000

Santiago Montenegro afirmó que «hace medio siglo en Colombia teníamos 11 trabajadores activos por cada adulto mayor, había plata para financiar a los pensionados, hoy son 5,4, y en 30 años serán 2, contando con que todos los trabajadores sean formales. Pero la realidad es que hoy en día con la informalidad solo son 1,9 y a final de siglo solo será uno». 

 El último panel del primer día del 14 del Congreso de Fiap y Asofondos, moderado por Juana Téllez, economista jefe de Bbva Reserch, contó con la participación de Alejandra Cox, presidenta de la Asociación AFP de Chile, Carlos Noriega, exdirector de pensiones de MinHacienda México y Santiago Montenegro, presidente de Asofondos.

Durante más de una hora, los expertos en pensiones de la región debatieron sobre los riesgos, oportunidades y soluciones que se aplican a los sistemas pensionales de la región

Noriega inició su intervención enfatizando que uno de los problemas más claros del sistema pensional, al menos en México, es la desigualdad de género: se pensionan menso mujeres, cotizan menos debido a la inequidad salarial del país y conforman gran parte de la población informal.

Y fue ese último punto en el que coincidieron Montenegro y Cox. «En Latinoamérica hemos tenido un sector informal importante, las obligaciones están puestas sobre los empleadores, por lo que el sector informal queda por fuera», expresó la vocera chilena.

También aclaró que en Chile hay 1,7 trabajadores por cada persona en edad de pensión «eso hace inviable el sistema tradicional de pensiones», añadió.

En línea con esto, Montenegro afirmó que «hace medio siglo en Colombia teníamos 11 trabajadores activos por cada adulto mayor, había plata para financiar a los pensionados, hoy son 5,4, y en 30 años serán 2, contando con que todos los trabajadores sean formales. Pero la realidad es que hoy en día con la informalidad solo son 1,9 y a final de siglo solo será uno».

La informalidad afecta de frente el sistema pensional, no solo por que hay menos cotizantes, por ende menos recursos para quienes llegan a la jubilación, también por que al llegar a la edad de pensión, muchos adultos mayores no tendrán ahorro pensional, lo que termina siendo un grave problema social.

Otro problema que resaltó Montenegro para el sistema colombiano es tener dos sistemas, público y privado, que compiten entre sí. “No podemos seguir con el régimen de prima media”, declaró Montenegro.

Sobre las soluciones que se pueden aplicar al sistema, Montenegro planteó que «tenemos que hacer todo lo que podamos para reducir la informalidad laboral como: reducir el uso del efectivo, eliminar el impuesto del 4×1000 para las transacciones bancarias. Tenemos que introducir salarios mínimos diferenciales y exigir que grandes transacciones y adquisiciones se hagan a través de los bancos».

COLPRENSA

También podría gustarte