A la cárcel financiadores de las marchas y bloqueos

Los hermanos Jorge Iván y Gustavo Adolfo Puerta Giraldo, supuestos responsables de transportar 1.009 millones de pesos en efectivo en Cali, cuyo origen no han podido justificar, fueron judicializados en las últimas horas por las autoridades y enviados a la cárcel por un juez de la República. 

Los hechos por los que investigan a los Puerta Galindo, ocurrieron cuando el personal de seguridad de un centro comercial de Cali, en el Valle del Cauca, alertó sobre la presencia de un carro sospechoso color negro.

Tras la alerta, unidades de la policía llegaron al lugar a verificar la información, pero las personas a bordo del vehículo arrancaron y emprendieron la huida.

Patrullas de la estación El Caney persiguieron al carro y lo interceptaron luego de que chocara. En medio de la inspección, los uniformados encontraron tres maletines en los que estaba el dinero, por lo que los hermanos fueron capturados en situación de flagrancia.

Un fiscal de la Dirección Especializada Contra el Lavado de Activos presentó a los detenidos ante un juez de control de garantías y los imputó como presuntos responsables del delito de lavado de activos. No obstante, los procesados no aceptaron el cargo y deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.

De otra parte, los 1.009 millones de pesos fueron afectados con medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo con fines de comiso.

ENCUENTRAN EXPLOSIVOS 

La Policía Nacional incautó en las últimas horas en Bogotá explosivos y elementos que presuntamente iban a ser utilizados por los vándalos y criminales para la alteración de orden público en la localidad de Kennedy.

El material incautado, según las autoridades, pertenecería a las disidencias del décimo frente de las Farc que delinque en Arauca.

El material fue encontrado en un camión, ubicado en inmediaciones de Corabastos, en el suroccidente de Bogotá, donde uniformados que adelantaban actividades de control, hallaron un importante material explosivo: 100 tarros con 16.600 gramos de pólvora negra, 100 iniciadores y dos bolsas de esferas metálicas (que serían utilizadas como metralla).

El objetivo de estos materiales, según las autoridades, era atacar a la Fuerza Pública y causar daños a bienes públicos y privados.

COLPRENSA

También podría gustarte