‘Motín’ en Brasil, no quieren jugar la Copa América

Los internacionales brasileños lo tienen claro: no jugarán la Copa América. Además, los líderes del vestuario canarinho están en contacto constante en los últimos dos días con las figuras de las otras selecciones sudamericanas en un intento de crear un movimiento organizado en contra de la realización de la competición de la CONMEBOL.

El motín de los internacionales brasileños comenzó en el momento en el que los jugadores se enteraron, a través de la prensa, que la Copa América sería en Brasil. El grupo estaba en la concentración de la Granja Comary y la reacción fue de espanto, indignación, ya que la impresión que existía dentro del grupo era que, ante el descontrol de la pandemia en Sudamérica, el torneo sería cancelado. Los jugadores se sintieron traicionados y utilizados por la directiva de la CBF, en especial su presidente Rogerio Caboclo. Sintieron que se les había expuesto a una situación en la que ellos serían vistos como insensibles ante la crisis sanitaria que su país vive, con casi 500.000 muertos, para jugar una competición que les parece totalmente innecesaria: esta sería la cuarta Copa América de los últimos seis años.

Los jugadores expresaron su frustración al seleccionador Tite y pidieron una reunión con el presidente Caboclo, cada vez más cuestionado ante rumores de un presunto caso de acoso a una trabajadora de la CBF, desvelado por ESPN Brasil y Globoesporte.

También podría gustarte