Condenan a exnotario por plagiar una tesis

La Corte Suprema de Justicia ratificó la condena en contra de Andrés Alfonso Sánchez Flórez, un ex notario juzgado por plagio y registro de tesis para obtener puntos en un concurso de méritos de notarios.

Aunque el afectado alegó que la obra no era objeto de protección de derechos de autor, la Sala Penal señaló que sí era original.

Los hechos se dieron en el 2006, cuando el hombre se desempeñaba como Notario Único del Círculo de Córdoba (Bolívar) e hizo pasar como suya una tesis de 1993 con la que dos estudiantes obtuvieron el título de abogados.

Según se pudo establecer, el notario únicamente le cambió unos títulos al documento, le eliminó unos párrafos y fotos y le puso su nombre. Luego, con la ayuda de un abogado presentó esa obra ajena en la Oficina de Registro de la Dirección Nacional de Derechos de Autor, donde le dieron un certificado con el que logró obtener cinco puntos adicionales dentro de un concurso en el que que estaba participando para ser elegido como notario de propiedad e ingresar en la carrera notarial.

Por estos hechos, el Sánchez Flórez fue condenado en primera y segunda instancia. Posteriormente, el caso llegó a la Sala de la Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia, que confirmó su condena y no le dio la razón al exnotario en sus argumentos.

En su defensa, él dijo que en su proceso se debió haber contado con un concepto del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina sobre la originalidad de la obra que había imitado. No obstante, la sala de Casación Penal recordó que este concepto puede ser pedido voluntariamente por los jueces a ese organismo, pero no es su obligación hacerlo.

Así mismo, el Sánchez alegó que lo que hizo no fue un plagio porque el documento que había copiado no tenía las condiciones de originalidad que le dieran carácter de obra intelectual, digna de protección penal y de derechos de autor.

Según dijo, esa obra que plagió era una compilación de normas sobre el trabajo de los menores de edad que carecía de un sello personal.

No obstante, la Corte tumbó ese argumento pues determinó que la tesis plagiada, no era una simple reproducción de normas, sino una obra literaria, ya que implicó una sistematización y un esfuerzo creativo de dos estudiantes de derecho.

La alta corte condenó al exnotario a seis años y medio de prisión por los delitos de fraude procesal y obtención de documento público falso.

Bogotá (Colprensa).

También podría gustarte