“No hay ninguna justificación para que el conflicto armado continúe en Colombia”

321

El Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, señaló, tras finalizar su visita en Colombia en donde verificó de primera mano los avances de la implementación del acuerdo de paz con las FARC, que no hay ninguna justificación para que el conflicto continúe en el país e invitó a fortalecer la presencia del estado en las regiones para garantizar la construcción de paz. 

“Estoy concluyendo esta visita de dos días a Colombia que es de solidaridad y compromiso de la Naciones Unidas en el apoyo de la construcción de la paz en este país. Tuve la oportunidad y quiero agradecer a todos los que aceptaron encontrarse conmigo para discutir ampliamente con varias personas involucradas en la implementación de este proceso”, indicó. 

Para Guterres, todas las reuniones que sostuvo con el Gobierno Nacional, los representantes de las Naciones Unidas en el país, las víctimas, la sociedad civil y los excombatientes le dejaron dos mensajes que motivan a las Naciones Unidas a su compromiso de involucrarse en el apoyo al proceso de paz en el país. 

“Hablé con gente que tenían una vasta gama de opiniones, muchas de ellas críticas a lo que está pasando, preocupaciones por los retrasos en la implementación y en el comportamiento de otros agentes que aprovechan estas situaciones para incrementar la violencia, incluso, hablé con gente que está en contra de los acuerdos, pero ninguno de ellos afirmó que el conflicto es la solución a los problemas de Colombia y todos están comprometidos con la construcción de la paz en el país”, señaló. 

El segundo aspecto importante que resaltó fue el de la necesidad de fortalecer la presencia del Estado en las regiones, para solucionar los problemas sociales, económicos y de seguridad que se vienen presentado desde hace varios años. 

“Es absolutamente necesario acelerar la presencia activa del Estado en todo el territorio nacional y aprovechar esta oportunidad para terminar la dualidad entre una Colombia próspera y que está en una de las áreas más desarrolladas del mundo y una Colombia periférica y marginada, donde el Estado está muy débilmente presente y donde las comunidades no tienen acceso al desarrollo y progreso tecnológico”, manifestó Guterres. 

El secretario también indicó que es necesario acelerar la presencia institucional y de seguridad del Estado para verificar en estas regiones el aumento de los asesinatos de líderes sociales, defensores de derechos humanos y de excombatientes de las FARC. 

“Esto refuerza la importancia fundamental de una presencia activa de las fuerzas de seguridad para que la ausencia de las FARC no sea sustituida por la presencia creciente de otros grupos armados ligados al narcotráfico, paramilitarismo y a otras formas de violencia organizada contra las poblaciones”, dijo. 

Para Guterres esta presencia no solo debe estar enfocada en la seguridad sino también en servicios públicos, educación y salud, con los que se solucionarían problemas muy antiguos en el país “como temas legales de la tierra e infraestructura, que son indispensables para mejorar las condiciones de vida de las poblaciones y para que los campesinos tengan acceso a los mercados”. 

El secretario fue enfático en señalar que estos problemas no son recientes ni fueron creados con el acuerdo de paz con las FARC sino que él los conoció cuando ejerció como alto comisionado de las Naciones Unidas. 

“Esta es una condición básica para que tan antigua democracia latinoamericana sea verdaderamente inclusiva y sin asimetrías de poder, en donde todos los colombianos asuman la misión de desarrollar la paz en este país, que hoy le está dando al mundo una lección tan importante cuando vemos desafortunadamente tantos conflictos que se multiplican en otras partes”, manifestó. 

Guterres también confirmó el apoyo de la ONU a Colombia para enfrentar la llegada masiva de venezolanos tras la crisis que vive este país desde hace unos años y que está afectando especialmente a la zona fronteriza. 

“Todo el sistema de las Naciones Unidas está en la disposición de cooperar activamente con el gobierno para apoyar a las comunidades en áreas relativamente pobres que han mostrado una gran generosidad para acoger a los venezolanos, pero hay que crear las condiciones para atender las necesidades que se han generado con esta situación. Estamos del lado del Gobierno para ayudar a superar este impacto sobre la sociedad y la economía colombiana”, aseguró. 

Finalmente, el secretario general de la ONU confirmó su compromiso y el de la organización para continuar con la implementación de los acuerdos y avanzar en los diálogos con el ELN: “quiero reafirmar mi solidaridad con Colombia y su pueblo para la construcción de paz en este país”. Bogotá Colprensa.

También podría gustarte