Falleció ‘La niña Susy’

A sus 74 años de edad ‘La niña Susy’ padecía de hipertensión y diabetes. Tuvo cinco hijos y seis nietos. 

Consternación y dolor entre sus familiares, conocidos y allegados causó el fallecimiento de doña Susana Esther Hurtado Núñez más conocida como ‘La niña Susy’, cuyo deceso se dio en Santa Marta por afecciones de las que venía padeciendo.

Muchos samarios le recordarán por siempre ya que deleitó el paladar de sus clientes con los exquisitos pasteles sobretodo en época navideña pero además con una variedad de fritos con sabor genuino.

Personas que le conocieron coincidieron en señalar que ‘La niña Susy’ empezó haciendo deliciosas empanadas, carimañolas y papas rellenas cuyo aliño era único y especial, lo que cautivó a muchos para que se convirtieron en clientes.

Tiempo después decidió abrir el servicio de restaurante a sus comensales quienes acudían a su establecimiento ubicado en la calle 22 o Avenida Santa Rita entre las carreras 6 y 7 en el Centro Histórico de Santa Marta en donde se vivía un verdadero ambiente familiar y una fina atención como en casa.

A sus 74 años de edad ‘La niña Susy’ padecía de hipertensión y diabetes que por estos difíciles tiempos de pandemia se le hacía muy complicado los controles médicos ya que casi toda la preferencia se ha volcado hacia los pacientes con Covid-19 descuidando esas otras patologías médicas.

 “Ella se complicó, porque la EPS no le hacía sus controles y exámenes periódicamente, debido a la pandemia. Se fue deteriorando su salud y los riñones ya que se le subió la creatinina, se le presentó una grave infección renal con hemorragia intestinal y anemia severa”, aseguró su hermana Amauris Helena Atencio Núñez.

Agradeció a las personas que enviaron sus notas de condolencias y pésame como también a los familiares que asistieron a darle su último adiós y despedirla como se merecía en el camposanto Jardines de Paz, en Mamatoco.

 ‘La niña Susy’ era viuda desde hacía 15 años aproximadamente. Tuvo 5 hijos: Marco Tulio, Ketty Patricia, Johana Patricia, Miladys María y Bienvenida López Hurtado.

A todos les han enviado un solidario mensaje de condolencias, así como mucha fortaleza interior para que acepten los designios divinos. El legado de la cocina se lo dejó a su hija Kety Patricia, quien estaba muy pendiente del restaurante, hacía los pasteles y las hayacas, al igual que las comidas especiales.

“Mi hermana era una guerrera, una mujer integra. Ella se quitaba el pan de la boca para dárselo a otro, fue una mujer que le sirvió a muchas personas, en la política. Susy trabajó con los Pinedo más de 40 años. Desde los 22 años asumió las riendas del hogar, cuando mi mamá se fue para Venezuela. Comenzó hacer los fritos, su especialidad eran las arepas de huevo y empanadas. Con su trabajo se hizo cargo de la crianza de sus hermanos y después de sus propios hijos, que hoy todos son profesionales”, indicó Amauris Helena.

Peter Robles, comunicador deportivo de la ciudad, recordó que los fritos de Susy eran originales por el sabor dulcecito del anís, pero además que se acompañaban con una deliciosa chicha de arroz y agua de maíz. “Desafortunadamente con el fallecimiento de su esposo ella quedó a cargo del restaurante junto a sus hijos y les tocaba muy duro”, dijo Peter.

También podría gustarte