Hospital contrató a falso especialista y le pagó $259 millones

En municipios vecinos como El Retén, se anuncian demandas, entre ellas las del propio alcalde, Jorge Serrano, pues bajo la responsabilidad de Posada, como jefe de intensivista, fallecieron en el mes de abril ocho personas de ese municipio, a causa del Covid-19. 

Ante la Fiscalía General de la Nación fue presentada una denuncia por los delitos de peculado, fraude procesal y falsificación en documento privado, contra un falso especialista médico que fue contratado por el hospital del municipio de Fundación, Magdalena. El hombre habría recibido cerca de 259 millones de pesos por sus servicios.

La gerencia del centro médico San Rafael de Fundación confirmó que el título de Diego Posada Orjuela, que lo acreditaba como médico intensivista era falso.

Diana Celedón Sánchez, gerente del hospital San Rafael de Fundación, confirmó que durante ocho meses su área de Cuidados Intensivos venía siendo coordinada por un falso especialista.

La gerencia del Hospital San Rafael de Fundación, Magdalena, luego de las denuncias presentadas por la comunidad, confirmó que el título allegado por Diego Posada Orjuela que lo acredita como médico intensivista, era falso.

Pero este descubrimiento se dio posterior a que el supuesto especialista trabajó ocho meses sin que la entidad se percataron de la irregularidad.

El falso especialista dijo haber obtenido el título en la Universidad de la Sabana, sin embargo, luego de un requerimiento del centro médico, la institución respondió que el consultado “no se encuentra registrado en el sistema central como graduado”.

Ante la respuesta de la institución universitaria, Diana Celedón Sánchez como representante legal del Hospital, instauró una demanda ante la Fiscalía contra el profesional por los delitos de peculado, fraude procesal y falsificación en documento privado.

Dijo la gerente que, al conocer que los certificados de la institución universitaria eran falsos: “a través de la resolución 17 4 del 2020 ésta gerencia dio por terminada manera unilateral el último contrato de prestación de servicios súbdito con el galeno ordenando la cancelación del registro presupuestal pertinente, así como la compulsa de copias de la fiscalía general de la nación y el tribunal de ética médica para lo de su competencia”.

 “Diego Alejandro Posada Orjuela fue denunciado penalmente por los delitos de falsedad en documento privado, peculado y denunciado ante el tribunal de ética médica seccional Magdalena”, acotó.

¿QUÉ RESPONDE EL HOSPITAL?

Ante este polémico caso, el Hospital San Rafael del municipio de Fundación sostuvo lo siguiente a través de un comunicado a la opinión pública:

Desde el mes de septiembre de la anualidad anterior, cuando se dio apertura a la Unidad de Cuidados Intermedios e Intensivos de la ESE Hospital San Rafael de Fundación, surgió en la institución la necesidad de contratar a varios profesionales de la salud, con especialización en medicina crítica y cuidado intensivo.

Ante dicha necesidad, el Dr. Diego Alejandro Posada Orjuela, presentó propuesta económica, acreditando con documentos, presuntamente falsos, ser especialista en medicina crítica y cuidados intensivos de la Universidad de la Sabana, hecho al que esta gerencia, en cumplimiento del principio de buena fe, le otorgó pleno valor.

No obstante, a comienzos del mes de mayo de la presente anualidad, surgieron fuertes rumores que dichos títulos eran presuntamente falsos, razón por la cual, de manera inmediata, se solicitó a la Universidad de la Sabana certificar la autenticidad de los mismos.

La referida Universidad dio respuesta el día 11 de mayo de los corrientes, manifestando que el título aportado por el DR. Posada a la ESE no se encuentra registrado en su sistema central de registro como graduado de la Universidad de la Sabana, por lo que, el diploma y acta que se anexaron a la petición de verificación no fue expedido por la Universidad de la Sabana.

Como consecuencia de lo anterior, a través de la resolución N° 174 de 2020, esta gerencia dio por terminado de manera unilateral el último contrato de prestación de servicios suscrito con el galeno, ordenando la cancelación del Registro Presupuestal pertinente, así como la compulsa de copias a la Fiscalía General de la Nación y al Tribunal de Ética Médica, para lo de su competencia.

El Dr. Diego Alejandro Posada, fue denunciado penalmente por los delitos de falsedad en documento privado, fraude procesal y peculado y denunciado disciplinariamente ante el Tribunal de Ética Médica Seccional Magdalena.

En estos momentos nos encontramos a la espera de los resultados de las investigaciones que deberá adelantar la Fiscalía General de la Nación y la decisión de los Jueces de la República, quienes son los únicos con competencia para determinar si estamos o no frente a los delitos antes señalados.

ANUNCIAN DEMANDAS

Sobre el tema, mandatarios locales no dudaron en rechazar la situación y lamentar que se haya puesto la vida de las personas con Covid-19, en manos de una persona que falsificó su diploma.

Jorge Eliecer Serrano, alcalde de El Retén, dijo que como garante de los derechos y el bienestar de los habitantes del municipio, es preocupante que la salud de las personas que se trasladaban al hospital antes mencionado, dada la cercanía, buscando una atención en medicina crítica y cuidados intensivos, “estuvieran en manos de una persona que sin escrúpulos presuntamente presenta documentos falsos que acrediten sus estudios especializados”.

 “En lo anteriormente expuesto, se puede ver de manera directa la falta de diligencia y el deber de cuidado que es obligación de la gerencia del hospital, no se puede acudir al principio de buena fe en algo tan sensible como es la salud y vida de los ciudadanos, aquellos que se remitían de distintos lugares del Departamento”, dijo.

 “En carne propia viví una experiencia poco agradable con el ‘doctor’ Diego Alejandro Posada, quien atendió a mi tío al momento que fue trasladado al Hospital San Rafael, pero adicional al dolor que ha generado la pérdida de un ser querido, tanto para mí, como para todas las personas que les ha tocado vivir tan dolorosa experiencia, a ello se suma la indignación por saber que estamos en manos de personas que sin escrúpulo alguno manifiestan tener un título, que bien sabemos es lo que otorga la idoneidad para desempeñar una función”, añadió.

También podría gustarte