Rechazan agresión de policías a mujeres trans

La agresión se registró en pleno sector de San Andresito, según informó el colectivo defensor de derechos humanos. 

Un nuevo caso de violación de derechos humanos y presunto abuso policial, denunciaron colectivos de derechos humanos en Santa Marta. Se trata de la agresión que sufrió presuntamente a manos de un agente de la Policía una mujer trans en el Centro de la capital de Magdalena.

Según indicó ‘Caribe Informativo’, colectividad defensora de los derechos de las comunidades LGBTI, el pasado domingo 6 de junio, aproximadamente a las 3:00 p.m. dos mujeres trans fueron abordadas por un auxiliar de policía, quien de manera inescrupulosa exigió una requisa, desconociendo la identidad de género de las ciudadanas. Ante la solicitud de que dicho procedimiento fuese realizado por una oficial femenina, el auxiliar se tornó violento, forcejeándolas y golpeándolas con su arma de dotación.

Indicaron que, una de ellas, emprendió la huida y fue perseguida y golpeada por varios policías en los miembros inferiores generándole incapacidad temporal para caminar; su compañera fue abordada por aproximadamente otros 10 oficiales quienes la golpearon en una de sus piernas en la cual días antes había tenido una cirugía, hasta dejarla inconsciente. Posteriormente, fueron insultadas y ridiculizadas por su expresión de género diversa y arrastradas por el cabello por varias cuadras en torno al sector de San Andresito en el Centro histórico, hasta la esquina de la 4ta con 12, en donde fueron oficialmente capturadas y esposadas, sin explicarles los motivos de dicha detención y conducidas a la URI.

 “El accionar de los funcionarios de la Policía Nacional, da constancia de una actitud sistemática y prejuiciosa sobre las personas con experiencias de vidas trans en esta ciudad. En los últimos días, hemos conocido de múltiples acciones violentas hacia las personas LGBT por parte de la Fuerza Pública, principalmente por parte de miembros de la Policía, en donde el empleo de armas se usa como una estrategia para infringir temor, y agredir, así como para establecer jerarquías. Una de las formas de abuso de la fuerza pública más frecuentes, menos visible y que menos se denuncia son las amenazas de agresión física con armas de dotación (como tonfas, gases pimienta, paralizadores o armas de fuego), las cuales llevan a que se pase de una amenaza a una situación de violencia física que pone en riesgo sus vidas”, indicó la colectividad Caribe Informativo, sobre el particular.

En el año 2020 se registrados 2 casos de agresión por parte de la Policía contra mujeres trans en Santa Marta, quienes las golpearon generando lesiones con resultado de muchos días de incapacidad, paralelamente, se tuvo conocimiento de parte de mujeres trabajadoras sexuales de esta ciudad a finales del año 2020, de extorsión por miembros de esta institución para poder ejercer el trabajo sexual, hechos que no fueron denunciados por el temor y el miedo a represalias.

 “Se hace un llamado a la Procuraduría General de la Nación, para que usando su poder preferente active de inmediato una investigación. Sumado a que exigimos a la Policía, se realicen correctivos inmediatos estructurales y estratégicos, con procesos formativos e indicadores transformativos en materia de derechos humanos que obliguen a sus miembros a respetar los derechos de las personas trans y la aplicación en todos sus procedimientos de la Directiva 004 en la que se enmarca el tratamiento a grupos históricamente vulnerados en las que se incluye a personas LGBT y se dan instrucciones precisas en la relación con las personas trans”, añadió.

También podría gustarte