Crimen de ‘El Chupa’, fue ajuste de cuentas entre bandas: Policía

La víctima había salido en el mes de mayo de la cárcel Rodrigo de Bastidas con medida de aseguramiento domiciliaria. La Policía reveló que el sicario ingresó hasta su casa. 

La tranquilidad de Santa Marta se ha visto irrumpida durante las últimas semanas por cuenta de los consecutivos hechos de sangre producidos con arma de fuego, todo parece ser que dos bandas criminales que delinquen en esta capital se han declarado la ‘guerra’ para disputarse los territorios y poder controlar el microtráfico.

En la noche del martes, mientras rodaba el balón en el estadio Metropolitano de Barranquilla – donde se jugaba el partido entre la Selección Colombia y Argentina – hombres ultimaron con arma de fuego a un joven apodado como ‘El Chupa’ en el barrio Juan XXIII de Santa Marta, por lo cual la Policía Metropolitana se vio obligada a desplegar todas sus capacidades para esclarecer este hecho.

En las primeras 48 horas de recopilación de información, entrevistas con familiares y personas que presenciaron el atentado a bala, los investigadores de este hecho lograron obtener una hipótesis principal la cual apunta a un presunto ajuste de cuentas entre las bandas que se ‘pelean’ los territorios.

 “Alias ‘El Chupa’ presuntamente integraba una de las dos bandas organizadas que delinquen en esta ciudad y quieren tomarse el poder de los barrios populares para controlar el tráfico de drogas en menores cantidades. Al parecer, la víctima tuvo problemas”, señalaron las autoridades que adelantan la investigación.

Sin embargo, los uniformados que lideran este proceso aseguraron que no descartan ninguna hipótesis, teniendo en cuenta el prontuario delictivo que registraba el presunto delincuente. “Era una persona bastante conocida, se dedicaba a la venta de drogas y a cometer actos delictivos en todas sus modalidades”, agregaron.

ESTUVO PRESO 

En declaraciones para los medios de comunicación, el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Óscar Solarte, reveló que la víctima, quien respondía en vida como Daniel Edgardo Mendoza Garzón, pero era apodado como ‘El Chupa’, ingresó en más de cuatro oportunidades a diferentes centros penitenciarios del país.

“Este individuo tiene varios ingresos a cárceles del país por comisión de delitos, entre tres y cuatro oportunidades. En el pasado mes de mayo había salido con una medida domiciliaria, es decir estaba privado de la libertad en su residencia, hasta donde llegaron a asesinarlo”, señaló el alto oficial.

DENTRO DE SU CASA 

El coronel Óscar Solarte también dio a conocer que se encuentran adelantando de manera minuciosa las investigaciones para esclarecer y dar a su vez con el paradero de las personas que perpetraron el homicidio.

Según declaraciones del alto oficial, alias ‘El Chupa’ fue asesinado dentro de su propio lugar de residencia. “Las dos personas ingresaron a su casa, hasta el momento se desconoce si son conocidos, amigos; estamos verificando como ingresan a la vivienda”, dijo.

USARON UNA PISTOLA 

Las investigaciones lideradas por uniformados de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta señalan que la víctima fue ultimada con un arma de fuego tipo pistola 9 milímetros y que su proveedor le fue descargado casi en su totalidad.

“Al fallecido le propinaron siete balazos: en el abdomen, en uno de sus brazos, en el rostro y en las extremidades inferiores. En el lugar se encontraron las vainillas de las balas; adelantamos las investigaciones correspondientes para esclarecer este hecho de sangre”, dijeron.

EL CRIMEN 

El crimen de Daniel Edgardo Mendoza Garzón, alias ‘El Chupa’, de 23 años de edad, se registró a las 7:06 de la noche del martes, al interior de una vivienda ubicada sobre la carrera 25 con calle 8 del barrio Ensenada 1 – Juan XXIII.

Según la Policía Metropolitana de Santa Marta hasta la mencionada dirección llegaron dos hombres a bordo de una motocicleta y el que hacía las veces de parrillero, descendió, ingresó a la casa donde veía el partido alias ‘El Chupa’, desenfundó un arma de fuego y le disparó en repetidas oportunidades.

Malherida, la víctima fue auxiliada por sus familiares y trasladada hasta la sala de urgencias del centro de salud del barrio Bastidas, donde pese al esfuerzo de los médicos especialistas en turno perdió la vida.

Minutos más tarde, unidades del laboratorio móvil de criminalística del CTI de la Fiscalía llegaron hasta el mencionado centro asistencial y adelantaron la inspección de cadáver. Culminado el procedimiento, el cuerpo fue conducido hasta la morgue del instituto nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

También podría gustarte