“Sin Cabra no hay visitante”: Eduardo Cabra

Son 28 premios y 44 nominaciones las que ha logrado en los Grammy, tanto en sus versiones anglo o latina, las que ha cosechado Eduardo Cabra, el artista puertorriqueño que pese a su larga y exitosa carrera musical, apenas está presentando la mitad de lo que será su primer trabajo como solista.

Se dio a conocer cuando hizo parte fundamental de Calle 13, la agrupación que conformó junto a Residente, mientras él se hacía llamar Visitante, hasta que en el 2015 decidieron tomar caminos por aparte, y Eduardo exploró, aún más, la producción para otros artistas, como Rita Indiana, Abel Pintos, La Vida Boheme, Chambao, Jorge Drexler, así como los colombianos de Monsieur Periné y el dominicano Vicente García, con quien además, crearon ‘Trending Tropics’, explorando la música de raíz latinoamericana con la electrónica.

Una exploración que continúa ahora con las primeras canciones que presenta de ‘Cabra’, título de su primer álbum, del cual ya se conocen seis canciones, muy personales, interesantes y exploratorias, como ‘La Cabra jala pal monte’, ‘La ventana’, ‘Gris’, ‘Lingote’ y ‘Quisiera ser un meme’.

Desde sus estudios, Eduardo Cabra habló sobre lo que ha sido el desarrollo de esta nueva producción musical, sus pasos como solista y la actual situación de la industria de la música.

COMO UNA CABRA

¿Por qué Cabra?

Se llama Cabra por lo que dicho en el sencillo que lleva su nombre. Se está revelando esta persona o humano que controla a diferentes departamentos, entre ellos está Visitante, el productor, el que hace música para película, el director de la banda, el músico. Al final se está consolidando todo el trabajo de vida en un solo lugar.

¿Cómo ha visto la reacción de la gente con el lanzamiento de las primeras canciones de ‘Cabra’?

Relajado. Muchos amigos se han manifestado, con mucho apoyo, pero todo muy tranquilo porque sé que es un disco muy personal porque le estoy sumando una carga emotiva muy fuerte. Creo que ahí está el logro de haber hecho esta primera mitad como lo fue. Algo que se ha venido cocinando desde hace un año y luego con el progresivo lanzamiento de los sencillos.

¿En qué momento surge este proyecto, después de trabajar en Calle 13 y en proyectos para otros artistas?

Esto se venía cocinando desde hace rato, con el propósito de consolidar el trabajo de Cabras en un solo lugar. Siempre he tenido distintos departamentos muy claros, pero sentía que quería ponerlo todo en un sólo lugar, pensando en el futuro.

Teniendo abiertos todos esos departamentos, ¿fue difícil encontrar a Cabra?

Siento que siempre lo he tenido claro. Era como cuadrar la caja, pero Cabra siempre estuvo detrás de todo, lo que pasa es que utilizaba un seudónimo o entraba en el papel de otra cosa para ambientar la cosa, pero Cabra siempre estuvo.

En realidad no es tan complejo, pero creo que lo importante es de lo que hablo, de sumarle ese peso emotivo, que surgió y que está por ahí, lo que me hace sentir más liviano porque se completó ese proceso.

¿Y la siguiente mitad?

En los próximos meses empezaré a trabajar las siguientes canciones que espero que salgan en noviembre. Por ahora, tengo muchas ideas, algunos beats, frases, pero nada en concreto.

¿Serás más fácil o difícil de realizar?

Mucho más fácil será, de eso estoy completamente seguro. De las cosas que tengo claras, es que esta primera mitad fue como el ascenso, y la segunda parte será la bajada, hablando del concepto que tendrá el álbum, en medio de todas las cosas que se le complican a uno en este proceso, pero para la segunda parte el terreno ya está un poquito estudiado para entrar a la segunda mitad.

¿Entre los bets y la música latinoamericana?

Siempre ha sido el denominador común en mi propuesta, entre el folclor, la percusión y la electrónica, con mucho tiempo de trabajo. Es algo que siempre estará en mí, porque el folclor latinoamericano tiene muchas posibilidades y me gusta conectar con diferentes ritmos, así como con géneros que se van creando.

¿Con quién ha trabajado ‘Cabra’?

Es imposible trabajarlo completamente solo. Si estás en casa haciendo música, mínimamente necesitas a alguien más que la escuche o te asista. Seguramente hay gente que ha hecho trabajos completamente solos, pero es bien raro, porque nada mejor que otro punto de vista, quizás entregarlo para que otro lo mezcle.

En este caso colaboré las letras con mucha gente que admiro, así como la música con otro productor, por lo que terminó siendo lo que suele ser siempre, un trabajo colaborativo. A mí siempre me ha gustado el trabajo en equipo, siempre lo he hecho, desde que empecé a tocar en la calle a los 15 años cuando empecé a tocar en una banda que tenía nueve músicos.

¿Cómo fue la construcción de cada una de las letras de estas canciones?

Fue un trabajo de mucha conversación primero para generar una propuesta y de ahí empezar a editar para llevarlos a lugares donde finalmente terminó. El trabajo más extenso fue la edición, porque me tenía que sentir cómodo con las canciones que al final voy a defender en el escenario.

Quería que se retrataran las letras desde un lugar claro, que fuera en la misma frecuencia de lo que estoy sintiendo y todas las emociones.

Si de colaboraciones se trata, su hija participó en una de las canciones…

Ella canta en la canción ‘Quisiera ser un meme’. Estuvo bien nítido el haber colaborado con ella y en pocas semanas lanzaremos su video. Es el tema por el cual más me preguntan y es bien chévere.

Es una canción que habla sobre el afán de algunos intérpretes de ser viral, porque nada más viral que un meme.

En tiempos donde la música está a toda velocidad…

Existe una tendencia a la cantidad y no a la calidad o el cuestionamiento de tardar un poco más para poder estar más claros en la propuesta de las ideas y simplemente dedicarse a lanzar, lanzar y lanzar.

No es una crítica, está bien eso para ellos, pero yo prefiero apostarle al catálogo, a temas que duren más, intentar que sean temas maratónicos. Los discos envejecen muy rápido por el tema de la inmediatez.

¿Interesante la temática de un tema como ‘Lingote’?

Específicamente hablamos del tema colonial. Es cuando llegas a la frontera y no sientes que estás llegando  a tu país. Es el caso de Puerto Rico con el asunto de la colonia, porque siempre que llego, no siento que llego a casa, hay cierto tema de acoso de migración, lo cual lo tomo personal por los complejos que tengo de haber nacido y criado en una colonia, donde eres y no eres.

¿Cómo será llevar esta música a los escenarios?

En julio comenzamos los ensayos, pero en realidad lo haremos más por diversión, pero si se materializan shows los haremos sin lugar a dudas, pero quiero volver al escenario a divertirme, más que buscar el escenario por el triunfo o ser el hit del verano.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte