Café del Magdalena resiste a la pandemia y al paro

Los cafeteros del departamento se han visto preocupados desde que inició la emergencia sanitaria generada por el Covid-19 y por las manifestaciones en el marco del Paro Nacional, pero pronostican buenas ventas.

El director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Magdalena, Edgar Ramírez, precisó que si bien la temporada de café en el Magdalena inicia en octubre y no hay complicaciones en las exportaciones, sí hay afectaciones por el alza de precios de los insumos.

“Por su ubicación, el Magdalena tiene condiciones de producción diferentes, no tenemos dificultades por la compra de cosecha ni exportación, no obstante, en el proceso del cultivo tenemos afectación por el aumento de costos de producción, insumos y fertilizantes porque estos elementos entran al país por el Puerto de Buenaventura”, afirmó Ramírez.

Estos cultivos albergan aproximadamente a 4.914 familias que cultivan 17.917 hectáreas de café arábico de las variedades Castillo, Colombia, Caturra, Típica, Cenicafé 1 y Tabí y están ubicadas en 5.178 fincas.

En cuanto a la situación actual por la pandemia, la cosecha del año pasado se pudo llevar a cabo sin complicaciones. De la misma forma, esperan que este año pueda realizarse y que se logre avanzar con las vacunaciones a los campesinos que se encuentran en la Sierra Nevada para garantizar una cosecha exitosa y biosegura.

“Terminada la cosecha hemos comenzado a tener casos, tenemos familias enteras afectadas, otras que se han recuperado. No nos podemos confiar, seguimos dando la batalla y difundiendo los protocolos de bioseguridad para que se apliquen”, destacó el director ejecutivo.

También podría gustarte