A la cárcel hombre acusado de inducir a su hija a la pornografía

Un juez de Villavicencio, Meta, impuso medida de aseguramiento en centro carcelario, contra un hombre de 34 años, señalado de haber inducido a su propia hija, una pequeña de 9 años, a realizar actos sexuales.

Los hechos investigados por la Fiscalía se habrían presentado desde finales del año 2018, hasta octubre de 2020.

Según el ente acusador, el detenido se comunicaba vía internet por video llamada con la víctima, quien para ese entonces residía con su madre en Santiago de Chile (Chile). Posteriormente, mediante amenazas, el procesado obligaba a la menor a tomarse fotos y hacer vídeos íntimos.

Luego, la víctima debía compartir con direcciones electrónicas y teléfonos suministrados por su padre, y que corresponderían a personas ubicadas en Estados Unidos, Paraguay y Bolivia, entre otros países, dichas fotos.

El ente acusador señala, que el hombre obligaba a su hija a borrar los registros de las fotos y los correos que enviaba, para así eliminar cualquier prueba en su contra.

La madre de la niña denunció la situación, lo que permitió a la Fiscalía encontrar en el celular de la niña, las conversaciones de contenido sexual con su padre, además de fotografías y videos íntimos.

Un trabajo conjunto entre la Dirección de Asuntos Internacionales de la Fiscalía General y el consulado colombiano en Chile permitieron contactar a la víctima, y con el apoyo de investigadores del CTI y de la Policía se recogió el material de prueba necesario para judicializar al procesado.

Durante las diligencias respectivas fue incautado un computador portátil, celulares, un arma traumática calibre 9 mm, con cargador y munición respectiva, además de una mira láser.

El detenido fue imputado por los delitos de actos sexuales abusivos con menor de 14 años agravado en concurso homogéneo y sucesivo con pornografía con menores de 18 años.

A pesar que el hombre no aceptó cargos, un juez del juzgado Noveno Penal Municipal con función de control de garantías de Villavicencio, lo envió a la cárcel.

Bogotá (Colprensa).

También podría gustarte