Cultivan educación, bienestar, emprendimiento y talento

Niños, mujeres madres cabeza de hogar, talentosos músicos y estudiantes universitarios, se benefician con los programas y el apoyo interinstitucional que va desde escuelas de música, hasta el cultivo de banano. 

Por 
ANDRÉS 
GARCÍA CASTAÑO 

Las comercializadoras e importadores de banano, buscan a través de programas sociales, devolverles a las comunidades menos favorecidas, los beneficios que la tierra les brinda. Es por eso que desde la fundación Banasan, se ha integrado todo un plan de acciones en beneficio de los habitantes del municipio de Zona Bananera en el Magdalena.

Apenas la semana anterior fueron entregados dos comedores escolares con los que se beneficiarán más de 800 niños y niñas de la IED Humberto Velásquez García de los corregimientos de Palomar y la cabecera municipal de Prado Sevilla en Zona Bananera.

Un total de 250 estudiantes de la sede de Palomar y 550 de Sevilla, contarán con los comedores, a partir del regreso a clases presenciales a través del modelo de alternancia.

En el evento hizo presencia, Edgar Chalhub, presidente de Bansan y Yamile Rodríguez, directora de la fundación Banasan, así como Martín Cedro, representante de Fyffes, firma asociada en dicha donación.

La fundación Banasan, logró a través de los recursos de cooperación internacional otorgados por la empresa Fyffes que la institución antes mencionada cuente con la construcción y mejoras de infraestructura de sus respectivos comedores escolares que beneficiarán a estudiantes de preescolar, básica primaria, secundaria y media técnica.

Edgar Chalhub, presidente de Bansan, aseguró que se espera seguir “haciendo este tipo de esfuerzos en beneficios de las comunidades, en beneficios de los niños de esta zona del departamento”.

Por su parte, Martín Cedro, representante de Fyffes, dijo que están comprometidos con las comunidades y la ayuda a todos, entorno a donde se cultivan los productos que comercializan en esa entidad.

 “Esperamos que este sea el primero de muchos proyectos en los que queremos cooperar para el beneficio de la comunidad”, dijo el representante de Fyffes.

LOS COMEDORES 

Para la sede Palomar se construyó un comedor, completamente dotado y acondicionado (instalaciones eléctricas, área de lavamanos, mesón, entre otros aspectos) para que los beneficiarios gocen de un espacio adecuado y óptimo. En referencia al comedor de la sede de Sevilla, fue remodelado, ampliado y adecuado.

 “Agradecemos a la Fundación Banasan y a Fyffes por apoyar siempre la educación y la salud de los estudiantes de la Zona Bananera; tener comedores escolares en buenas condiciones y completamente dotados, dignifica no solo la calidad educativa de una institución sino la vida misma de cada beneficiario”, manifestó Pedro Fernández, director de la Institución.

Este proyecto será acompañado de una estrategia pedagógica a los estudiantes, padres de familia y líderes de las comunidades con el fin de generar cada vez un mayor sentido de apropiación del mismo por parte de toda la comunidad.

OTROS PROGRAMAS 

Con el Centro Integral Comunitario ubicado en la vereda Los Cocos, en el corregimiento de Sevilla, la comunidad cuenta con un espacio para la formación deportiva, recreativa, cultural y productiva de nuestros trabajadores, sus familias y de los habitantes de la Zona Bananera.

A través del C.I.C. se busca mejorar la calidad de vida de las personas por medio de un proceso de orientación, información, cooperación y participación social con el fin de fortalecer el capital social de nuestra región y de nuestro país.

Cuenta con herramientas como biblioteca, complementaria para la educación de niños, jóvenes y adultos; así como un espacio para fomentar los hábitos de lectura en la comunidad; además de, la sala de tecnología, para la consulta y el acercamiento a las tecnologías de la información y comunicación con el objetivo de disminuir la brecha digital y la de adquirir y desarrollar nuevos conocimientos mediante clases de informática.

MÚSICA 

Comprometido con su educación artística, niños y jóvenes que participaron en los talleres propiciados por Cajamag, manifestaron su deseo de continuar con su formación, es por ello que la Fundación Banasan asume en el 2016 el reto de crear la escuela Sueños y Notas de Paz y, posteriormente, participar en el Programa Nacional de Concertación Cultural del Ministerio de Cultura del cual ha sido beneficiario desde el 2017.

Para ello, la Fundación adquirió instrumentos musicales, contrató docentes y  acondicionó el Centro Integral Comunitario, ubicado en Los Cocos, Sevilla (Zona Bananera) y así brindar a los beneficiarios un adecuado proceso.

La escuela beneficia anualmente, a 90 niños y jóvenes entre los 3 y 21 años con el objetivo que, desde muy jóvenes, aprendan a escuchar, imitar sonidos para estimular las capacidades auditivas y motrices, y así, con el tiempo, realizar sus propios ritmos y tener las habilidades de coordinar sus movimientos con el habla.

Durante el proceso de formación musical, los beneficiarios realizan trabajo corporal, canto e instrumentos como guitarra, trompeta, flauta, piano, batería, saxofón y acordeón; y a su vez se realizan sesiones para trabajar el dominio al público, estimular la memoria y mejorar la confianza y seguridad.

La escuela musical no solo ha beneficiado a los niños y jóvenes cercanos al Centro Integral Comunitario (Los Cocos, Sevilla, Guacamayal); durante el 2019 se extendió la formación al corregimiento de San José de Kennedy con el objetivo de rescatar la tradición y la memoria histórica afrocolombiana utilizando instrumentos típicos como el tambor alegre, tambor llamador, tambora, maracas y gaitas.

En el 2020 la escuela cuenta con un semillero de formación en la vereda La Josefina con 42 estudiantes que a través de la música busca reconocer, rescatar y promover sonidos autóctonos de la región.

Así lo manifiesta la estudiante Yerenis Cantillo: “Me siento muy contenta porque he aprendido en el acordeón. Quiero agradecerle a la Fundación Banasan y al Ministerio de Cultura por hacer posible nuestro aprendizaje y también agradecerle por el préstamo de los instrumentos ya que por medio de eso ponemos en práctica lo aprendido. ¡Muchas gracias!”.

ARTESANÍA 

La Fundación Banasan, en convenio con la Corporación Autónoma Regional del Magdalena-Corpamag, creó la ‘Escuela-Taller Artesanal en Calceta de Banano’, con el objetivo de capacitar y empoderar a mujeres y jóvenes de la Zona Bananera en la producción técnica de artesanías a partir del tallo del banano.

Este proyecto es una oportunidad de empoderar a los artesanos en el desarrollo socio-económico, fortaleciendo sus competencias y habilidades por medio de la formación, lo cual ayudará a la generación de ingresos sostenibles en las familias involucradas.

Yojaris Muñóz, vecina de esta comunidad, dijo que “este proyecto me da la oportunidad de lograr mis metas. Mi pensamiento es sacar adelante a mis hijos. No por ser mujer y estar solas, somos indefensas, somos vulnerables, no, nuestros hijos nos dan la fuerza y motivación”.

Una de las características de este modelo de inversión social es que es una estrategia que contribuye a la conservación y cuidado del medio ambiente debido a que la calceta de banano es un material biodegradable que no tiene efecto negativo sobre el ambiente y al reutilizar el tallo se está evitando la generación de plagas y enfermedades tropicales.

BANANO 

En cuanto al colegio Humberto Velásquez García, gracias a la gestión, liderazgo y compromiso de empresas como Drummond Ltd; la Asociación de Bananeros del Magdalena y La Guajira – Asbama; la Fundación Banasan;  la Fundación Forjando Futuro; la Cámara de Comercio de Santa Marta y los Profesionales Oficiales de la Reserva del Ejército, adelantaron el proyecto agropecuario ‘Sembrando Futuro’, el cual beneficia antes de la suspensión de clases presenciales beneficiaba a 270 estudiantes de los grados 9, 10 y 11 del corregimiento Prado Sevilla, del municipio Zona Bananera.

Sin embargo, con el retorno a las clases, la escuela que cuenta con la infraestructura necesaria para la consolidación del plan de producción y exportación de banano, gracias a la donación de Drummond Ltd, al aporte de las demás empresas aliadas y a la dirección técnica, administrativa y financiera Asbama, volverá a ser ejecutado en esta institución.

También podría gustarte