´Acreditación por Alta Calidad nos invita a un mejoramiento continuo en la Unimagdalena’

Con beneplácito, los profesores de la Alma Mater, recibieron la renovación de Acreditación Institucional por Alta Calidad, un logro que atañen al compromiso diario por la excelencia académica que tienen todos los que conforman el cuerpo académico de la Universidad. 

Para los docentes de planta, ocasionales y catedráticos de la Universidad del Magdalena, han llegado los frutos de una siembra por conseguir los altos estándares de calidad académica, investigativa y de extensión con los que actualmente se identifica esta Alma Mater.

Es la renovación de la Acreditación Institucional por Alta Calidad, el premio a un trabajo liderado por Pablo Vera Salazar, rector de esta Casa de Estudios Superiores y de cada uno de sus integrantes, especialmente los docentes, un factor importante en este proceso debido a que se cuenta con un cuerpo de profesores diverso en su origen académico y comprometido con los objetivos misionales.

Asimismo, a pesar de las bajas transferencias de la nación, la Universidad ha trabajado por incrementar el número de docentes de tiempo completo. Entre el 2014 y el 2019, la planta profesoral de tiempo completo ha crecido en un 54% al pasar de 162 a 250 y lograr la vinculación de un mayor número de docentes con títulos de doctorado y maestría. En relación con la titulación de doctorado se pasó de 35 en el año 2014 a 91 en 2019.

Es por esto, que los maestros no ocultan el orgullo, en especial, porque consideran que esta certificación por seis años más invita a seguir trabajando en pro de un mejoramiento continuo que impacte positivamente en el territorio.

El doctor Oscar García Vanegas, docente de la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas y parte fundamental del proceso de autoevaluación con fines de la Acreditación destacó que ha sido un camino largo para alcanzar este objetivo. «Hemos venido mejorando mucho nuestros procesos de calidad que actualmente desarrollamos y avanzado en todos los aspectos, no puede haber una persona que no se sienta orgullosa de lo que logra esta Institución», manifestó.

Por su parte, el magister Luis Armando Vila Sierra, docente investigador de la Facultad de Ciencias de la Salud y representante de los docentes ante el Consejo Académico, indicó que «es un orgullo ser docente de esta Universidad, es un reconocimiento merecido a ese sentido de pertenencia y a toda esa labor por las comunidades de Santa Marta, el Magdalena y la región Caribe».

Igualmente, el realizador audiovisual magister Mauricio Arrieta Fontanilla, docente egresado de esta Institución y director del Cetep, se refirió sobre la importancia que tuvo la tecnología en este proceso desarrollado por primera vez de forma remota. «Era un reto por la virtualidad, sin embargo, gracias a Bloque 10 y a las iniciativas tecnológicas con que contamos, logramos mostrar en piezas audiovisuales todas las bondades del campus universitario y aportar a este acontecimiento histórico», señaló.

De esta manera, los docentes demuestran la satisfacción por la reacreditación Institucional de Alta Calidad, un resultado a todo el compromiso puesto en el plan de gobierno 2016-2020 y en el que se implementa actualmente 2020-2024 «Por una Universidad Aún más Incluyente e Innovadora».  «Seguiremos trabajando por el fortalecimiento de la Universidad y continuar con estos procesos de autoevaluación», puntualizó la ingeniería magister Emperatriz Zapata Zapata, profesora de planta de la Facultad de Ingeniería de Unimagdalena.

AVANCES Y FORTALEZAS

Los pares académicos designados por el Consejo Nacional de Acreditación destacaron las siguientes acciones que ha liderado la Universidad del Magdalena con relación al desarrollo de sus profesores.

Los evaluadores evidenciaron que existe una buena participación docente en los órganos de gobierno y de administración académica, actualización de las normativas que rigen el ejercicio profesoral, el incremento de tiempo de vinculación de los profesores ocasionales, pasando de periodos de 4-6 meses a periodos superiores a los 10 meses y la adopción del “compromiso ético con la buena docencia” que convoca al ejercicio comprometido de la labor formativa.

De igual forma, la aplicación de criterios claros y transparentes para categorización de todos sus docentes (planta, ocasional o catedrático), reconociendo los títulos y experiencia, la calificación de cuatro estrellas otorgadas por la empresa británica Quacquarelli Symonds -QS en la categoría docente, producto de la evaluación hecha por estudiantes, la flexibilización de requisitos para garantizar el acceso a las comisiones de estudios y al Programa de Formación Avanzada para la Docencia y la Investigación y el reconocimiento a la labor profesoral a través de los Encuentros Docentes y las ceremonias de ingreso y ascenso, entre otros.

También podría gustarte