La magia del Barrio, una película con raíces latinas

*La película se enfoca en una comunidad orgullosa de su cultura, la cual es de origen latino, por eso su evidente alegría y amor por el baile.

 Mucho antes de su megaéxito “Hamilton”, Lin-Manuel Miranda deslumbró a Broadway con “In The Heights” (En el Barrio), un musical inspirado en la salsa y el pop latino que celebra a la comunidad de inmigrantes de la ciudad de Nueva York, en cuyo seno creció.

La versión para pantalla grande del trabajo debut de Miranda llega finalmente a las salas de cines, en lo que representa una incursión poco común de un importante estudio de Hollywood, Warner Bros, en una cuidada producción realizada con historias, estrellas y cineastas latinos.

“Es un hito importante, y creo que es el comienzo de una ola latina que espero abra muchas más puertas para más películas como esta”, dijo a la AFP la actriz mexicana Melissa Barrera. “Desde el momento en que empezaron el casting de la película, pensé ‘Dios mío, por qué no hay muchas películas que nos den esta plataforma, sé que todo el mundo va a hacer una audición para esto’”, contó.

Barrera, que saltó a la fama gracias a su actuación en telenovelas mexicanas, consiguió el papel clave de Vanessa, una aspirante a diseñadora que sueña con cambiar el barrio de Washington Heights, en el extremo norte de Manhattan, por el elegante mundo de la moda en el corazón de la ‘Gran Manzana’.

Su contraparte amorosa Usnavi (Anthony Ramos), dueño de una bodega, sueña con reconstruir el quiosco de su padre en República Dominicana, mientras que su amiga puertorriqueña Nina (Leslie Grace) ha “escapado” a la Universidad de Stanford, pero echa de menos su hogar.

Miranda, que es de ascendencia puertorriqueña y durante mucho tiempo ha abogado por generar oportunidades para la comunidad latina en la industria del entretenimiento y en general.

La versión cinematográfica de la historia se rodó en gran parte en las coloridas calles de Washington Heights, a cuadras de donde creció Miranda. Los buscadores de locaciones tuvieron que evadir cuidadosamente las cadenas Chipotle y Target del área, “remodelando” varias fachadas con letreros y toldos pintados a mano para evocar una sensación nostálgica de negocio familiar.

La película fue filmada y estaba destinada a estrenarse durante la presidencia de Donald Trump, en un momento en que estaba siendo atacado el beneficio migratorio para los jóvenes indocumentados llegados a Estados Unidos cuando eran niños. La pandemia obligó a posponer el estreno de esta película.

También podría gustarte