“Rosa me escogió para contar su historia”: Damayanti Quintanar

Rosa, como una gran cantidad de madres solteras en América Latina, lucha, trabaja y se esfuerza limpiando todo tipo de lugares. Sufre de trastorno obsesivo compulsivo, lo que la lleva a ser completamente meticulosa en su labor, lo que la lleva a ser la persona indicada para limpiar escenas de crimen y no dejar rastro alguno.

Este es el personaje principal que interpreta Damayanti Quintanar en ‘La mujer que limpia’, la nueva serie mexicana que en la noche de este domingo, 20 de junio, estrenará HBO.

La actriz mexicana se ha dado a conocer en América Latina por producciones como ‘Mujeres asesinas’, ‘Tiempo final’, así como la serie inspirada en la vida del cantante Juan Gabriel, ‘Hasta que te conocí’, y recientemente su destacada participación en ‘El secreto de Selena’ como la controvertida Yolanda Saldivar.

Ahora, protagoniza el thriller policiaco que es la versión mexicana de la popular serie argentina del mismo nombre, con la historia de una madre dispuesta a mancharse las manos para salvar a su hijo, lo que la lleva a internarse por casualidad, en el sórdido mundo del crimen organizado.

Rosa (Damayanti Quintanar) necesita juntar una importante suma de dinero para operar a su hijo en el extranjero, por ello mantiene dos trabajos: uno en una fábrica de químicos y otro como personal de limpieza en la casa de los Valladares, una de las familias más ricas de la ciudad. Será este empleo el que la ponga en el lugar y momento equivocado, dejándola atrapada en un mundo sórdido, oscuro y peligroso, primero para salvar su vida y luego para conseguir los recursos de la intervención.

Damayanti habló sobre el reto que fue para ella interpretar a Rosa en esta serie, que HBO estrenará este domingo su primer capítulo.

CONSTRUYENDO A ROSA

– ¿Sus anteriores personajes influyeron en la construcción de Rosa?

Dicen por ahí que la práctica hace al maestro. Con el paso de los años he tenido la fortuna de interpretar una gran cantidad de personajes, en especial, el de Yolanda Saldivar fue todo un reto, y me dio muchas herramientas para interpretar mejor los personajes que vinieron después, en el sentido de que yo nunca había realizado personajes biográficos, con el reto muy grande de tratar de no realizar una imitación, sino una interpretación.

Me dio experiencia y herramientas que sin duda utilicé para realizar Rosa, que es un personaje muy lindo, que aunque no es un personaje biográfico si es un personaje muy visto, ya que en México, y en Latinoamérica en general, existen muchas madres solteras que trabajan duro para sacar adelante a sus hijos.

Trabajé mucho en su trastorno obsesivo compulsivo con la limpieza y el orden, pero también entendí muy bien sus motores, su clase social y demás elementos para poder interpretarla de la mejor manera.

– ¿Cómo fue su primer encuentro con Rosa, su personaje?

Desde que me enviaron un monólogo que me encantó por todo ese universo misterioso que tiene Rosa me sentí muy conectada con ella, por lo que deseaba profundamente interpretar este personaje . Yo sigo creyendo en la idea romántica de que los personajes te eligen, y creo que por eso tengo esta conexión con ella. Rosa me escogió para contar su historia.

– Una serie que toca muchos temas sociales a la vez…

Hay muchos temas que se tocan en la historia, además de la corrupción. También los crímenes, los feminicidios, la injusticia, las diferencias entre las clases sociales, y creo que todos son temas muy importantes, porque es una serie que habla de una dura realidad en México. Es sobre una mujer buena y trabajadora, que nada le es fácil la vida, todo lo contrario, sus posibilidades son mínimas. Es algo muy interesante que presenta esta serie, lo cual va a interesar mucho.

LA DANZA DE LA SANGRE

– ¿Cómo fue el trabajo con las escenas donde Rosa limpia las escenas del crimen?

Existen escenas que al llegar al set no tenía muy claro cómo se iban a realizar. Si bien nuestra serie está basada en una serie argentina, nunca la vi, porque quería entrar como una hoja en blanco a construir, pero al llegar al set y empezaron a realizarse las escenas de limpieza, ver las formas interesantes de grabar, con una iluminación propia, fue algo que se trabajó y se aprendió con mucha paciencia y delicadeza, lo cual fue muy interesante y me encantó.

– ¿Difícil realizar esas escenas?

Es muy fuerte aunque sea una ficción. Vi muchas escenas de crímenes reales para entender un poco más eso, pero era realmente horrible todo. De hecho, seguí cuentas en redes sociales de compañías que se encargan de limpiar escenas donde sucedieron suicidios, accidentes, lugares y hechos donde se derramó mucha sangre, lo cual era terrible, el simple hecho de ver la imagen era bastante perturbador imaginar el olor, la vibra de ese lugar donde una persona acaba de perder la vida, realmente era muy fuerte.

– ¿Rompe estereotipos con Rosa?

Rosa no creo que rompa los estereotipos, creo que existen muchas mujeres que les pasa exáctamente igual, no necesariamente con un hijo enfermo, pero sí en ser madres solteras que deben hacer mil trabajos para mantener a su familia. Sin embargo, no deja de ser única la historia e interesante.

– Rosa sufre de trastorno obsesivo compulsivo, ¿Cómo trabajó ese aspecto?

Todo lo que tiene que ver con el trastorno obsesivo compulsivo fue muy interesante de trabajar. Me eché un clavado en todo lo que tiene que ver en lo que le sucede a la gente que lo sufre, buscando su raíz, que lo detona.

En el caso de Rosa, cuando empieza a limpiar, la escena se presenta como una especie de ritual, de baile donde ella puede disfrutar de lo que está haciendo que realmente le gusta hacer, aunque se vea afectada y distorsionada porque lo que está limpiando es la sangre de una víctima.

– ¿Cuál es la importancia de interpretar personajes como Rosa?

Es una gran responsabilidad porque hay muchas mujeres que se enfrentan a este tipo de situaciones para poder sacar adelante a su familia. Es la fuerza y el amor a su familia lo que les permite seguir adelante pese a las circunstancias, con el deseo enorme de poder darles la oportunidad de que ellos vivan una mejor realidad de la que ella misma vive.

Es importante llevar estas historias a la televisión porque es la realidad de muchas mujeres en nuestros países y vale la pena mostrar sus propias luchas, un reflejo de lo que estamos viviendo.

– ¿Le gusta trabajar este tipo de personajes?

Creo que lo importante de todo es que son series interesantes y reales. Es el caso de ‘Mujeres asesinas’, donde interpreté a una chavita que le ocurrió exáctamente lo que mostramos en la serie, sufriendo abuso sexual y llegó a un punto que decidió asesinar a su victimario.

Creo que como seres humanos buscamos siempre vernos en un espejo, en este caso la pantalla es el espejo, para poder reflexionar sobre quiénes somos y qué tenemos que cambiar.

– ¿Cómo define a Rosa?

No conozco a nadie que le tocara hacer un trabajo de limpieza de este estilo. Pero Rosa no es cualquier muchacha de la limpieza, es una profesional, una obsesión con ello y lo hace como nadie, por eso, es buscada para que no quede rasgo alguno. Eso la hace particular.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte