¡Todos los colegios, a clases presenciales!

Las orientaciones precisan las condiciones para la prestación del servicio educativo de manera presencial, en aplicación de la Resolución 777 de 2021, con el propósito de lograr el adecuado desarrollo de este proceso, fomentar el autocuidado y la corresponsabilidad en el ámbito escolar, social y familiar. 

Con el fin de lograr que todos los establecimientos educativos oficiales y privados retornen a la prestación del servicio educativo de manera presencial,  el Gobierno del presidente Iván Duque, a través del Ministerio de Educación Nacional, emitió orientaciones a los gobernadores, alcaldes, secretarios de Educación, jefes de Talento Humano, directivos docentes, docentes y comunidad educativa para la prestación del servicio de educación de manera presencial.

El documento detalla las orientaciones para el regreso a la prestación del servicio educativo de manera presencial en las Instituciones Educativas oficiales y no oficiales (jardines y colegios privados); precisa, además, que todo el personal de docentes, directivos docentes, personal administrativo y de apoyo logístico retorna de manera completa a la atención presencial de los estudiantes y define otros aspectos asociados a las condiciones de bioseguridad, que en su conjunto permiten concretar lo necesario para que los estudiantes puedan continuar el proceso educativo durante el segundo semestre del año escolar 2021, bajo el esquema de atención presencial, con el cumplimiento del protocolo de bioseguridad definido en la Resolución 777 de 2021.

Así mismo, define el retorno en presencialidad de la operación del Programa de Alimentación Escolar – PAE en los sitios dispuestos por la institución educativa para estos efectos y el transporte escolar, con uso obligatorio del tapabocas.

«El regreso a la prestación del servicio educativo de manera presencial está encaminado a garantizar el derecho fundamental a la educación en armonía con el derecho a la salud de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y responde de manera inmediata a sus necesidades y a la equidad en las oportunidades, para contribuir con el proyecto de vida de la presente generación. Este proceso, además, cumple con las medidas de bioseguridad que brindan tranquilidad a todos los miembros de la comunidad educativa», señaló la ministra de Educación, María Victoria Angulo González.

En este aspecto de medidas de bioseguridad para el sector educativo se destaca además que el proceso de vacunación masiva contra el covid-19 de todo el personal que trabaja en las Instituciones Educativas oficiales y privadas inició en la última semana de mayo y continúa avanzando, tanto así que ya se ha iniciado la aplicación de las segundas dosis en varios municipios y departamentos del territorio nacional.

El Gobierno del presidente Iván Duque reafirma su compromiso con el sector educativo y reitera la importancia del trabajo articulado entre los gobiernos departamentales, distritales y municipales, las secretarías de Educación y Salud, las familias, las Instituciones Educativas y sus maestros, para que, en conjunto, continuemos aportando con un servicio educativo que, bajo condiciones seguras, contribuya con los procesos de aprendizaje, salud mental y desarrollo de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

De esta manera, el punto más destacado del documento es que las secretarías deben definir las fechas de inicio de presencialidad en todos los colegios e instituciones oficiales y privadas “con el cumplimiento de las condiciones de bioseguridad”.

Esta fecha de retorno a la presencialidad plena debe ser anterior o coincidir con la fecha de retorno a actividades académicas luego del período de vacaciones de mitad de año.

Esto quiere decir que al finalizar el receso escolar, absolutamente todos los colegios del país deben estar en presencialidad. Así las cosas, las instituciones que en este momento no cumplan con las condiciones de bioseguridad deben implementar un plan de acción para cumplir el plazo de retorno tras el periodo de vacaciones.

LOS PROTOCOLOS 

Así mismo, se vuelve a hacer énfasis en las medidas de bioseguridad actualizadas y simplificadas que se deben aplicar en las instituciones de acuerdo con la Resolución 777 de 2021.

Estas medidas de bioseguridad son prácticamente las siguientes: el lavado de manos, el distanciamiento físico mínimo de un metro en las aulas, el uso correcto del tapabocas, la adecuada ventilación, fomento del autocuidado y corresponsabilidad en el ámbito escolar, social y familiar.

De igual forma, se precisa que no es necesario que los colegios formulen o construyan un nuevo protocolo interno y que este sea aprobado previamente, como sí ocurrió en el transcurso de este año con el retorno a las aulas con alternancia.

El trabajo en las aulas se deberá realizar en grupos fijos de trabajo que permanezcan juntos durante todo el día. Esto se hace para identificar fácilmente cualquier caso de contagio y, en caso de tener casos positivos, aislar al grupo sin cerrar toda la institución educativa.

Se deben evitar al máximo reuniones colectivas presenciales con las familias y cuidadores. Así mismo, deben evitar aglomeraciones a la entrada y la salida de las instituciones o en la compra o distribución de alimentos, adoptando medidas como horarios escalonados en los tiempos de comida y descanso.

En el transporte escolar, será obligatorio el uso del tapabocas y todo el tiempo debe tener las ventanas abiertas. Se debe procurar que en las rutas los niños permanezcan en silencio y no consuman alimentos y bebidas.

COLPRENSA

También podría gustarte