Educadores dicen no a las clases presenciales

  El magisterio se declara en estado de alerta, si el gobierno del Presidente Duque y el gobernador Caicedo, continúan de manera dictatorial en su posición de llevarlos a la presencialidad sin condiciones dignas y verificables.  

Los educadores del Magdalena que se encuentran en el Sindicato del Magdalena (Edumag) acaban de pronunciarse sobre el contenido de la resolución 777 expedida por el Ministerio de Salud en la cual imparte la orden para el retorno a las clases presenciales a partir del 15 de julio.

Pues bien, la Junta Directiva de Edumag a través de la circular 25 rechaza de manera categórica el contenido de esa resolución ya que no están dispuestos a regresar a las aulas sin que se cumpla el esquema de vacunación completa para el Magisterio colombiano y se dé inicio a la vacunación para los estudiantes.

Señala además que continuarán con las actividades proyectadas por el Comité Nacional de Paro, con el fin de lograr una negociación del pliego de emergencia presentado en el año 2020.

 “Así mismo, tenemos conocimiento que la administración departamental en cabeza del doctor Luis Guillermo Rubio, Secretario de Educación, socializó en reunión con los directivos docentes de los establecimientos educativos de los municipios no certificados del departamento la modificación del calendario académico el cual se enviará al M.E.N. para la recuperación de los contenidos dejados de trabajar por el Paro Social del Pueblo Colombiano”, indica la circular que aparece firmada por la licenciada María del Carmen Ceballos, en calidad de presidente y por Liber Herrera Parra, en calidad de secretario general.

Los educadores de Edumag se declaran en estado de alerta, si el gobierno del Presidente Iván Duque y en el Magdalena el gobernador Carlos Caicedo Omar, continúan de manera dictatorial en su posición de llevarlos a la presencialidad sin condiciones dignas y verificables.

Edumag reconoce que las condiciones en que se encuentran las instituciones educativas del departamento del Magdalena son precarias ya que no cuentan con servicio de agua potable, baterías sanitarias, restaurantes escolares ni personal administrativo, “lo cual no garantiza la presencialidad de nuestros niños, niñas y jóvenes”.

 “En lo concerniente a los recursos enviados por el Fondo de Mitigación de Emergencias FOME y la asignación que le hicieron a la Gobernación del Magdalena por valor de $1.849 millones, los cuales en la vigencia 2020 no fueron ejecutados y en lo que va corrido del 2021 desconocemos su destinación y ejecución”, recalca la circular.

También podría gustarte